Bohemios sacó un punto importantísimo de su visita a Capurro. Federico Carrancio fue figura viniendo desde el banco y tras el partido, habló con Básquet Total.

El marrón terminó sacando un partido de locos en donde llegó a comenzar con una importante desventaja: “15 puntos abajo en el primer tiempo, es el gran debe que tenemos, nos pasó con Marne, con Welcome, con Atenas. Los que estamos en el banco traemos esa rabia, ira, ganas de entrar y demostrar. Pasa por eso un poco, la rebeldía de los chiquilines del banco, que después, de ese bienestar en defensa, nos da tranquilidad, movilidad y las bolas entran. Somos un equipo que nos gusta tirar de tres puntos”.

Carrancio también se refirió al cierre en donde pudieron detener el momento de Cardozo, para dar vuelta una vez más el juego: “Rodrigo Cardozo es un gran jugador que en el cierre se notó su clase. Fueron muchos cambios, presionarlo, que no reciba, ahogarlo. Coco (Gallo), el último minuto lo pidió, se lo dimos y cumplió con muchas creces”.

El tiro de Federico fue fundamental para las reacciones de su equipo: “Cuando estaba calentando al principio del partido ya me gustó, un lindo aro, nunca había venido a esta cancha. Esos minutos previos al partido se siente que está bien el aro, que está bien la cancha. Por suerte pude entrar, metí la primera, que da mucha confianza y seguí metiendo”.

El fraybentino contó de su adaptación a Montevideo y dejó previamente un saludo para su club de origen, Anastasia: “Yo del año pasado ya estuve en Bohemios, viví en el club un año y ahora con todo el tema del club, conseguí un apartamento. Es muy lindo el llegar, Montevideo me gusta mucho”.

Desde su juventud, Carrancio contó lo que es compartir plantel con jugadores de mucha trayectoria: “Jugadores de mucha jerarquía, mucha experiencia. Lo que más valoro de ellos es que todo el tiempo están ahí en la chiquita, el consejo, todos muy atentos. Julio (Panelli) chapeau. Ahora que está afuera, no lo mira tanto desde la adrenalina de nosotros, lo mira más analítico y está en todo. Cada consejo que da, es exacto”.

La gente de Bohemios, volvió a hacerse sentir y para ellos, tuvo sus palabras Federico: “La gente de Bohemios me saco el sombrero porque se esperaba poco de este plantel y ellos estuvieron desde el primer partido. Siempre están ahí gritando, como pasó con Larrañaga, 20 puntos abajo y ellos gritando como locos. Capaz que uno en la cancha no lo ve, pero al otro día se valora mucho”.

Por último habló del futuro del torneo y dejó un saludo para su familia: “Nos ilusionamos con entrar entre los ocho. Me parece que estaría genial, sería lo primordial. Después, ser competitivo con todos, lo hemos demostrado, con Atenas y Welcome, que son los principales candidatos a pelear por el título, que estuvimos a un par de bolas y se nos escapó”.