Hebraica Macabi consiguió un pasaje histórico a la final de la Liga Femenina en la última pelota del partido con un doble de Daiana Cartró. Una vez finalizado el encuentro y la locura macabea, Básquet Total habló con la protagonista de la noche.

Consultada si tenía dimensión sobre lo que había hecho, Daiana fue clara: “No. La verdad que vengo del partido pasado que no pude jugar porque me esguince jugando al fútbol y no me quedó de otra que verlo desde casa y hoy le dije a Luis (Pierri) no estoy al 100% pero voy a jugar sea como sea y la confianza de las compañeras es la clave de todo. Ellas me dijeron entra y hace lo que vos sabes que van a salir las cosas. Y sinceramente todavía no puedo creer lo que hice.”

Es que Daiana quedó solo abajo del aro a falta de un segundo, tras una gran apilada de Ana Paz que se llevó tres marcas y la vio sola para darle una asistencia formidable. Sobre esta jugada dijo: “No sé cómo la pelota llegó a mis manos. Estaba planeado para que se la jugara Anita, porque venía en una noche bárbara metiendo bastante y salieron todas a marcarla a ella. Entonces yo me fui al bajo porque pensé que se la tiraba y yo podía esta para el rebote. Jamás imaginé que me la fuera a pasar y tampoco vi cuanto quedaba de reloj, solo sé que cuando la agarre subí lo más rápido que pude y fue justito para cerrar el partido, increíble la verdad.”

Cartró no solo metió a Hebraica en la final, además cortó 18 finales consecutivas de Malvín y esto es un antes y un después en el básquet femenino: “La verdad que tengo una felicidad enorme, este equipo se merecía llegar a una final. Hace años que la venimos remando y remando. Este año, cuando comenzamos la pretemporada dijimos, este es nuestro año, vamos a prepararnos para dar el paso y llegar a la final y con objetivos cortos uno atrás del otro a medida que fuimos pasando de ronda. Uno de esos objetivos era ganarle a Malvín, queríamos ganarle y cruzarnos con Malvín porque teníamos fe que le íbamos a ganar. Estamos muy felices de haberlo logrado y ahora hay que prepara la final.”

Macabi se quedó con la primera semifinal y parecía tener todo encaminado para llegar a la final con Malvín sin su extranjera para el segundo juego. Pero un parate le vino bárbaro al equipo de la playa que trajo una nueva extranjera y la rompió en el segundo juego. Consultada si eso les afectó algo a nivel psicológico Cartró dijo: “Cambió bastante, porque la estrategia cambia. Mi juego para hoy era entrar y defender a la extranjera. La verdad que con el parate era algo que teníamos muy claro, Malvín no se la iba a jugar sin extranjera. Lo que no sabíamos quién podía ser, teníamos un rumor que podría ser una brasileña, pero no que era ella con un físico y potencia muy grande en el bajo. En su debut justo se da mi lesión, no pude estar y no la pudieron defender.

Sobre como sintió no estar en ese juego y ver la superioridad con la que Malvín jugó en el poste bajo Daiana dijo: “Ese día la pase muy mal desde casa, mire todo el juego y sabía que tenía que venir, jugar hoy y fajarme con ella y sabía que alguna le iba a ganar, podría perder, pero a ganas estaba segura que no me iba a ganar.”

Ahora se viene un parate de 3 semanas para el comienzo de las finales, consultada sobre cómo cambia esto en el equipo y que planificación se viene dijo: “Hay que seguir entrenando como siempre, a mí personalmente me viene bien para recuperarme del esguince, porque la verdad que hoy jugué con dolor todo el partido. Tenemos un parate largo, entrenar mucho y recuperarnos para jugar una final que venimos queriendo hace mucho tiempo.”