Remeros recibió a Defensor Sporting en Mercedes y supo igualar la serie ganando de punta a punta. Melina Zapata fue de los puntos altos y tras el partido, habló con Básquet Total.

Tras el juego 1 en donde a las Costeras se les escapó un punto increíble y luego de haber perdido a Gianina Tiscornia en el arranque, no era un partido fácil de enfocar para el equipo mercedario. Pero previo al análisis del partido, dejó su agradecimiento a la gente que se arrimó a cancha de Praga: “Antes que nada tengo que mandarle un saludo a todos los que nos vinieron a ver, que si no me matan (risas). Fue divino tener hinchada. La vez pasada fueron dos partidos distintos, que la idea fue entrar concentradas, en el pico no pudimos. En esta nos sacamos esa bronca de no haber podido en el pico. Con la lesión de Nina (Tiscornia), se notó un cambio, nosotras veníamos re concentradas, muy bien; y vera a Nina ahí caída, gritando, fue bravo. Pero fueron unos poquitos minutos que después lo pudimos dar vuelta y seguir dominando. Por suerte se pudo mantener el partido así, mantuvimos una diferencia, no menor, porque para Defensor esa diferencia no es nada, pero sí pudimos mantener la concentración y no olvidarnos para que vinimos”.

Pese a que por ciertos momentos del juego Defensor Sporting parecía tirar una reacción, Melina hizo énfasis en lo que trabajo el equipo, para que no se volviera a caer anímicamente: “Nosotras estamos trabajando mucho la concentración, que es lo que nos venía jugando en contra en los primeros partidos. Entrábamos bien concentradas, pero después nos caíamos, nos jugaba mucho la cabeza y ahora trabajamos mucho eso. Por suerte tenemos en el staff un psicólogo que ahora nos está ayudando, nos está haciendo un montón de ejercicios de concentración, nos hacen mucho foco en eso. Entrar concentradas, no perder la concentración, no perder el foco, saber a que venimos. Todo esto nos ayuda”.

Zapata fue durante dos temporadas, fue la única “5” del equipo y compartió sus sensaciones de ahora, jugar al lado de Ornella Bacchini: “Me encanta. Hay cosas que no sabíamos que íbamos a poder lograr, pases que no sabíamos que podíamos llegar a darnos entre nosotras. Es muy fácil jugar con Ornella, está bueno. Me toca asumir un poco más de ‘4’, pero tampoco me es nada extraño. Yo en otros clubes que estaba siempre jugaba de ‘4’. Me parece un juego muy cómodo con ella”.

Para Remeros es su tercera temporada de este proyecto y hoy está a un juego de las finales. Melina se refirió a los cambios desde esa primera temporada, hasta ahora: “Nosotras empezamos el torneo e íbamos en auto, no nos iba a ver nadie. Teníamos poco staff, poco acompañamento de acá. Ver como fue creciendo eso es divino. Desde el año pasado ya pudimos contratar una combi, ya no tenemos que manejar nosotras. Esos cambios que vamos logrando son maravillosos. Estamos en el lugar que peleamos tanto tiempo y es divino”.

Melina también nos contó, como recibe la ciudad de Mercedes el presente del equipo: “Nos alienta toda la ciudad y además tenemos un montón de apoyo, de gente que viene, nos da una mano, cualquier negocio local nos viene a ayudar y está buenísimo. Se generó en la ciudad un movimiento que no existía antes. En base a esto, también se fomentó el campeonato local. Ahora hay un montón de clubes que tiene femenino, que antes no existía. Se está incentivando para que las chicas vayan a jugar. Lo que se está logrando en la ciudad es maravilloso”.

Por último se refirió a las expectativas generadas para el juego 3 de la serie: “Ahora a no perder la cabeza, a no pereder la concentración. Para eso estamos, vinimos a esto, vinimos a pelear el campeonato. No dejar que la cabeza nos juegue en contra, entrar concentradas, seguir entrenando, dándolo todo, porque con Defensor nunca se sabe”.