San Telmo derrotó con claridad a Reducto en un juego importante para mantenerse arriba. Ignacio Castro fue una de las figuras del juego y tras el partido habló con Básquet Total.

Sobre el triunfo y la importancia del mismo para las aspiraciones de San Telmo dijo: “Los partidos que se nos han escapado este campeonato han sido en el último minuto, la DTA es una divisional muy pareja. Si no entramos concentrados cada detalle se paga al final del partido nos cueste caro. Pudimos ingresar concentrados, mantenerlo durante los 40 minutos y tener la menor cantidad de fallas posibles”.

San Telmo contó además con números muy buenos desde el perímetro lo que ayudó a romper la zona 2-3 que por momentos le planteó Reducto: “Tenemos claro que en esta divisional la defensa en zona es ley en cada partido. Por suerte nosotros contamos con Johnny (Rodríguez) que es un jugador que abre la zona, ya sea por atacar el aro o tirar de tres. Si a eso los bases acompañamos con algún triple se nos hace más fácil, nos sentimos más cómodos y nos animamos al 1×1, entonces llega un punto que la zona rival se marea y no sabe si dejarte tirar o penetrar”.

Este fue un partido un poco especial para Castro, dado que enfrente tenía dos entrenadores que lo conocen mucho y lo vieron crecer. Germán Cortizas en Aguada y Luis Alonso en Verdirrojo: “El juego lo encaré como cualquier partido, en todos los partidos hay scouting y más o menos todos te conocen. Si es verdad que tanto Germán como Luis me tuvieron en el día a día y conocen mis mañas a la hora de jugar, pero cuando uno está concentrado y no piensa en cosas de afuera, el juego sale solo”.

El equipo viene prendido en la parte alta de la tabla y se perfila para ser uno de los animadores del torneo, de esto dijo: “Cuando arreglé con el equipo sabía muy bien como venía jugando en los torneos anteriores y su buen papel en la última DTA llegando a instancias finales. Y este campeonato lo hemos planteado de la misma manera y con el mismo camino por delante con objetivos cortos. Recién nos estamos ensamblando, hay partidos dónde nos sentimos muy cómodos y otros no tanto. En los detalles de los partidos es que se verá para que estamos en el torneo, pero no podemos pensar más allá del próximo partido.”

Sobre el último cuarto Castro se dobló el tobillo un par de veces. Consultado sobre cómo había terminado el partido dijo: “El tobillo está un poco inflamado, pero bien. Por suerte hacemos un gran trabajo en lo físico, es más me ha pasado de esginzarme en un partdio y seguir jugando. Pero hoy solo fue una torcedura y me pasó en el final del partido, para poder ayudar al equipo lo máximo posible y para el partido que viene voy a estar bien”.

Consultado sobre como se viene sintiendo en San Telmo y esta DTA que lo vuelve a tener como protagonista de un equipo luego de haber jugado la Liga Uruguaya en Aguada en el año de la obtención de la décima estrella: “Esta DTA es especial, porque tuve momentos difíciles estos últimos meses en el básquetbol y necesitaba volverme a sentir jugador. Estoy muy agradecido a San Telmo por haberme abierto las puertas y sentirme como en casa”.