Con un doble en la hora de Tadeo Girbau, Marne venció como local a Atenas y cosechó su tercer triunfo en el torneo.

En partido correspondiente a la sexta jornada de la Divisional Tercera de Ascenso se veían las caras Marne y Atenas. Los primeros venían de caer ante Bohemios en Pocitos, mientras que los segundos en su última presentación habían caído frente a Paysandú en el gimnasio de Verdirrojo. Roberto Tellechea presentó un quinteto conformado por Iván Arbildi, Andrés Guillén, Mateo Amarillo, Ezequiel Piñeiro y Tadeo Girbau. Por su parte, los comandados por Juan José Rovira saltaron a la cancha con Luciano Planells, Martín Couñago, Joaquín Jones, Héctor Silva y Manuel Monteverde. Los encargados de impartir justicia fueron Franco Dabbisogno, Gonzalo Paz y Damián Orrico.

El encuentro disputado en el barrio Simón Bolívar presentó un inicio más que interesante, en el cual ambos equipos tenían facilidad a la hora de anotar. El elenco locatario lastimaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Andrés Guillén, mientras que el conjunto visitante dañaba en la pintura con la presencia de Héctor Silva y Manuel Monteverde. Promediando el primer cuarto, los de Palermo colocaron un parcial de 9-0, que les daba la posibilidad de abrir una ventaja de ocho unidades. La misma fue rápidamente neutralizada por el Tifón, gracias a dos triples consecutivos en las manos de Mauro Domínguez. La baja efectividad en libres, sobre todo de su número 15, provocó que el conjunto ateniense cerrara el primer chico apenas dos tantos arriba. Los buenos ingresos desde la banca de Inti Arévalo y Franco Olivera, le dieron una mayor intensidad defensiva a Marne. Los de la calle Cebollatí se olvidaron de poner la bola adentro, lo que sumado a la zona que le planteaba su rival y el hecho de no meterla de afuera, le complicaba mucho el poder llegar al gol. Sobre el epílogo de la etapa inicial, Atenas volvió a jugar de la forma que mejores dividendos le dio, con Silva y Monteverde castigando en el high-low, aprovechando también que los jugadores del rival que se desempeñaban en esa zona de la cancha, como por ejemplo, Tadeo Girbau y Aaron Bustelo, estaban cargados de faltas.

Al comenzar la segunda mitad, la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 39 a 38. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite sumamente abierto, en donde ambas escuadras intercambiaban ataque por ataque y las defensas brillaban por su ausencia. El dueño de casa contaba con un Domínguez encendido, mientras que su adversario seguía predominando en el juego interno. Con una buena racha de puntos de Jones, bien acompañado por Martín Couñago, las alas negras consiguieron sacar una renta de diez tantos en el ecuador del tercer periodo. Para complicar aún más la situación para el local, tanto Piñeiro como Domínguez llegaron a su cuarta falta personal. Entre el final del tercer chico y el arranque del último, los dirigidos por Roberto Tellechea colocaron un parcial de 11-0, que les permitía pasar al frente en el score. Cuando el partido ingresó a “la chiquita” como dice nuestro amigo Álvaro Martín, el nerviosismo comenzó a ser un enemigo más para ambos conjuntos. Con un libre de Silva a falta de un segundo, Atenas se ponía arriba por un tanto. En la última jugada, Arbildi sacó de costado y vio a Girbau cortar rumbo al aro. El interno puso la bandeja y desató la locura del público local. Finalmente, Marne se quedó con el triunfo por 88 a 87 y de esa manera alcanzó su tercera victoria en el torneo.

En el ganador sobresalió la figura de Andrés Guillén, que encestó 19 puntos, secundado por Tadeo Girbau con 15 tantos y 7 rebotes. Por el lado del perdedor, Héctor Silva aportó 25 unidades y 10 rebotes.

El próximo compromiso del tifón será el sábado, cuando tenga que visitar a Larrañaga en el Doña Natividad Rivera. En esa misma jornada, el conjunto ateniense enfrentará a Bohemios en escenario a definir.

LO DESTACADO

Marne obtuvo un triunfo agónico en casa ante Atenas, que le permite meterse en el pelotón de arriba. Obviamente, el autor del doble de la victoria tenía que ser el destacado del partido. Tadeo Girbau se vistió de héroe y con una bandeja sobre la bocina, hizo delirar a la hinchada del tifón, que se hizo presente en el gimnasio del barrio Simón Bolívar. El ex Macabi anotó 15 puntos, atrapó 7 rebotes y repartió 3 asistencias en los 37:06 minutos que permaneció en cancha, alcanzando una valoración total de 14.

UNO x UNO

Arbildi (7): Venía siendo una de las principales vías de gol del tifón en el certamen. Hoy su aporte pasó por otro lado, siendo fundamental en la generación para sus compañeros. Guillén (8): Que buena mano tiene este flaco. Tira de tres con una naturalidad poco habitual. Hoy además, fue agresivo a la hora de atacar el aro. Amarillo (5): Aportó cosas interesantes en el arranque. Se cargó muy rápido de faltas y eso le terminó pasando factura en el resto del encuentro. Piñeiro (4): Le tocó una tarea más que complicada. Tuvo que defender a Héctor Silva, dando ventaja de centímetros. El de Atenas lo llevó al bajo cada vez que pudo. Girbau (8): El Destacado. Muy buen desempeño a lo largo de los 40 minutos. Lo coronó con el doble de la victoria. Olivera (7): Gran aporte desde el banco de suplentes. Puso puntos importantes en la reacción del último cuarto. Domínguez (6): Brillante primer ingreso, con triples e intensidad defensiva. No repitió en el complemento y hasta se hizo cobrar tontamente un técnico. Bustelo (5): En ataque dio una mano, atrás sufrió mucho cuando se le postearon. Arévalo (5): Una de las primeras que tocó la mandó a guardar de tres. Le dio intensidad a la primera línea defensiva. Machado y Sosa (-): Escasa participación. Tellechea (6): Le costó mucho encontrarle la vuelta a la defensa en el inicio del juego. La zona 3-2 le dio buenos resultados por varios pasajes. Le salió perfecta la última jugada del partido.

_______________________

Planells (3): Peleado con el aro durante todo el partido. Por momentos hasta se lo vio falto de confianza en su tiro. Las 10 asistencias le suben un puntito la nota. Couñago (4): Atenas lo necesita mucho más activo en ataque. En defensa dio lo de siempre. Jones (6): Cada vez que atacó el aro puso el doble o sacó la falta. El tema es que erró prácticamente todos los libres que lanzó. Silva (8): El más parejo de las alas negras a lo largo de todo el match. Fue determinante cada vez que recibió la bola en la pintura. Además, supo leer bien el juego cada vez que lo doblaban. Ese libre errado en el cierre es la única manchita en su actuación personal. Monteverde (6): Aprovechó a la perfección los espacios que dejaba la defensa rival al sobremarcar a Silva. Da Silva (5): Entró con las revolociones a mil. Para algunas cosas fue positivo y para otras negativo. Amaral (4): No se involucró demasiado en la ofensiva. Santos (5): Aportó algo de gol en un momento de sequía del ateniense. Pudo tener algún minutito más, sobre todo por la cuota de gol exterior que podía brindar. Rivas (5): Seguridad en el traslado y poca cosa más. Silveira y Gallardo (-): Poco tiempo en cancha para los pibes. Rovira (4): Cuando su equipo pudo poner la bola en la pintura mostró su mejor cara. La zona de Marne en el segundo cuarto lo complicó demasiado. Mantuvo mucho tiempo en cancha a jugadores que claramente no estaban en su noche.

VAR

Franco Dabbisogno, Gonzalo Paz y Damián Orrico (5): Cometieron algún error puntual de apreciación, pero no influyeron para nada en el resultado final del partido.

_______________________

LO DISTINTO

Minutos antes de terminar la primera mitad, desde la tribuna se empezó a sentir un rico aroma a comida. El mismo venía de la cantina y provocó que en el entretiempo no quedara absolutamente nadie en la grada. La cola para comprar llegaba prácticamente al Nuevocentro. Un humilde servidor se quedó trabajando y tuvo que observar con mucha envidia como todos volvían a su lugar con un chori al pan en la mano.