Tadeo Girbau fue el héroe del triunfo agónico de Marne sobre Atenas. Una vez finalizado el juego, el interno del tifón se acercó a dialogar con Básquet Total.

Consultado sobre lo que significó volver a la victoria ante uno de los candidatos del torneo, el interno expresó: “Atenas cuenta con un gran plantel. Nosotros no teníamos margen de error, ya que debíamos ganar para cortar la racha negativa y a su vez, para poder alcanzarlos en la tabla de posiciones”.

“Por suerte, la zona 3-2 tuvo su resultado positivo. Atenas es un equipo con internos fuertes y aleros grandes que cargan el rebote. Ese cambio en la defensa fue clave para llevarse la victoria”. Respondió acerca de lo que hizo Marne para tratar de contener el poderío de su rival en la pintura.

Sobre lo que fue ese final para el infarto, en donde parecía que los de Palermo se llevaban el punto, el de San Jacinto dijo lo siguiente: “Cuando cobraron la falta sobre Héctor Silva con el partido prácticamente terminado, sinceramente pensé que ya habíamos perdido”.

“Todavía quedaba un segundo y la posesión para nosotros. Eran dos cortinas y el que la agarrara tenía que tirar rápido. Me quedó a mi y por suerte pude meterla”. Manifestó el hombre del tifón de lo que fue esa última jugada, que a lo postre lo dejó como el héroe de la noche.

Para cerrar, le preguntamos sobre el objetivo del equipo de Símon Bolívar en el torneo. Esta fue la respuesta del ex jugador de Hebraica y Macabi: “En lo personal, pienso que tenemos un equipo bastante jóven, con mucha rotación. Espero poder pelear arriba y ya en los playoffs es otro campeonato”.