Luca Ramos fue figura importante en el triunfo de Capurro sobre Auriblanco, tras el encuentro dialogó con Basquet Total.

El base comenzó analizando las claves del encuentro: ”Veníamos de partidos no tan claros y recibiendo muchos goles pero de locales nos tenemos que hacer fuertes y no podemos perder, en el segundo tiempo salimos a morder y mantuvimos el nivel ofensivo, fue un puntazo importantísimo. Estoy muy contento”.

Para Ramos la clave  fue mantener la intensidad los 40 minutos: ”Sabíamos que teníamos que defender y correr, lo hicimos muy bien, el balance de ellos era malo y ahí fue que sacamos la ventaja”.

Luca la rompió toda en el segundo cuarto, aunque después de cargó de faltas y vio un rato desde afuera: ”Si bien trato de colaborar para el equipo, en el segundo cuarto tomé los tiros y entraron. Pero no juego por eso, lo hago para ganar. Soy hincha a morir de este club y si hago cero puntos tampoco hay problema. Por suerte pude colaborar en ese momento. En el tercer cuarto gilié y me entregué yo con dos faltas al pedo en la mitad de la cancha, por suerte los compañeros que entraron lo hicieron bárbaro”.

Capurro no parte como los planteles elegidos para subir, pero está mostrando una buena imagen: “Me gusta que no seamos candidatos, contra todos los equipos vamos a salir con la misma intensidad y podemos hacerle pelea a cualquiera. Ahora visitamos a Welcome que es jodido, pero vamos a dar todo”.

Para cerrar, habló de su momento, en el club que lo vio nacer: “Es algo increíble, lo soñé de chico. Este año se dio como extra lo de estrenar el piso, y vivirlo con la gente en el retorno a las canchas. Ellos son el sexto jugador, nos acompañan siempre, son fundamentales”.