Con el debut de su nuevo entrenador, Baskonia venció como local al Estrella Roja en una nueva jornada de Euroliga. El equipo de Jayson Granger cortó una racha de cuatro derrotas seguidas en el certamen.

Por la décima fecha del torneo de clubes más importante del viejo continente se veían las caras Baskonia y Estrella Roja. Los primeros venían de caer en su visita al Barcelona, mientras que los segundos de ganar en casa ante el Asvel Basket. El debutante Neven Spahija presentó un quinteto conformado por Jayson Granger, Wade Baldwin IV, Rokas Giedraitis, Tadas Sedekerskis y el norteamericano Steven Enoch. Por su parte, los dirigidos por Dejan Radonjic saltaron a la cancha con Stefan Markovic, Ognjen Dobric, Dejan Davidovac, Nikola Kalinic y Ognjen Kuzmic.

El juego celebrado en el Fernando Buesa Arena presentó un inicio algo favorable al elenco locatario, que con una buena efectividad desde más allá de los 6.75 metros de los lituanos Rokas Giedraitis y Tadas Sedekerskis, lograba abrir una prematura ventaja de siete unidades. La misma, fue rápidamente neutralizada por el conjunto visitante, que contaba con un buen aporte desde el banco de suplentes de Nikola Ivanovic y Austin Hollins. En el arranque del segundo cuarto, los vascos volvieron a tomar el control de las acciones, siendo importante para ello la figura de Wade Baldwin IV. Con un contundente parcial de 17-2, el equipo azulgrana conseguía sacar una diferencia de 18 puntos (42-24). Los de Belgrado tenían serios problemas atrás, mientras que en el otro costado dependían en exceso de lo que pudiera generar alguna individualidad.

Al comenzar la segunda mitad, el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 55 a 32. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite mucho más equilibrado, en el cual un equipo tenía como objetivo concretar una reacción y el otro el tratar de evitarla. Los serbios continuaban teniendo a un Ivanovic sumamente inspirado, mientras que los españoles lastimaban en la pintura por intermedio de Steven Enoch y Landry Nnoko. Los dirigidos por Dejan Radonjic se llegaron a poner a 14 unidades sobre el cierre del tercer cuarto. Sin embargo, los comandados por Neven Spahija se mantuvieron firmes y terminaron cerrando el juego sin mayores inconvenientes. Finalmente, Baskonia se quedó con el triunfo por 93 a 71 y de esa forma cortó una racha de cuatro derrotas consecutivas en la Euroliga, quedando con un récord de 4-6.

En el ganador se destacó la actuación de Steven Enoch, que aportó 23 puntos y 11 rebotes, bien acompañado por Rokas Giedraitis con 21 tantos. Por el lado del perdedor, Nikola Ivanovic terminó con 21 unidades y 7 asistencias.

El base uruguayo Jayson Granger encestó 4 puntos (1/3 triples y 1/2 libres), capturó 3 rebotes, repartió 5 asistencias y robó 1 balón en los 23:32 minutos que permaneció en cancha, para una valoración total de 10.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota por el certamen continental será el viernes, cuando en condición de local tenga que enfrentar al CSKA de Moscú. Mientras que por la ACB volverá a tener actividad el domingo, recibiendo en casa al MoraBanc Andorra.

Foto: Twitter Baskonia (@Baskonia)