Diego Pena García es una pieza fundamental en este Biguá, salta desde la banca con minutos de calidad, ayer se lo vio fino en el lanzamiento y duro a la hora de defender siendo una de las figuras, por eso lo fuimos a buscar para dialogar.

Con respecto al partido Pena García sostuvo: “Fue un partido muy chivo, el desarrollo de todo el partido fue raro, pelea en las tribunas, pelea en todos lados, en la cancha hubo muchos roces, creo que estuvimos bien en el cierre, aunque se cerró con seis tiros libres que en el básquet no es muy normal que pase. Nos tocó la suerte de ganarlo y tenemos que seguir así”.

Frente a la polémica del final y el pie del Pepo Vidal, el jugador resaltó: “Yo no vi nada. Lo que se comentó en el vestuario es que al Pepo le pega la pelota en el pie, no es que intencionalmente le pega una patada a la pelota, sino que el jugador cuando quiere hacer el crossover le tira la pelota en el pie y ahora con las reglas nuevas y todo lo que ha cambiado, si el defensor no tiene intención de pegarle con el pie no se cobra”.

Ya consolidado en nuestro básquet es un sexto hombre de suma importancia, con respecto al rol que cumple dijo: “Creo que mis compañeros me hacen sentir importante. Sin mis compañeros no sería quien estoy siendo en este momento. Ellos me dan toda la confianza y eso lo siento. El planteo fue siempre el mismo, yo si juego diez minutos y el equipo gana y yo me fajo duro ahí abajo, doy todo, se que di todo lo que tenía para dar y mis compañeros lo saben, creo que es el rol que me toca y lo vengo cumpliendo bastante prolijamente”.

A Pena García se lo vio en una postura más aguerrida en defensa, principalmente en el segundo tiempo defendiendo a White en el poste: “Si faltan jugadores abajo y nos tenemos que dar, nos vamos a dar contra el que venga, no es todo básquet lindo y tirar, si hay que poner ponemos. El grupo se basa en eso, en ataque sabemos que cualquiera puede anotar, que a cualquiera se le puede abrir el aro a cualquiera, si atrás nos embocan fácil de nada sirve lo que hacemos en ofensiva. Nos propusimos esto en cada partido, salir duro atrás, dejar todo y adelante siempre intentamos tomar el mejor tiro y aparte tenemos dos jugadores que son de otra galaxia”.

Si bien recién empezó el certamen el Pato está a paso firme, ante esto resaltó: “Nosotros antes de que arranque el torneo nos propusimos ciertas cosas, sabemos que decir hoy queremos salir campeones es una locura y tenemos que ir partido a partido. Sabemos que tenemos grandes chances de lograr cosas, pero vamos pasito a pasito porque si pensamos en el final podemos quedar atrás mucho antes. De a poco, unidos y fuertes es como tenemos que seguir y lo principal es atrás. Adelante vamos a tener noches y noches”.

Para terminar dejó en claro que dentro de poco llega un refuerzo de lujo para el equipo: “La verdad que todavía nos falta que venga el asesino (entre risas habla de Víctor Rudd), que es una ficha muy importante para nosotros, aunque estamos haciendo todo lo posible para estar lo más arriba posible. Tenemos mucha ambición y mucha hambre todavía”.