Peñarol consiguió su primera victoria en esta edición de la Liga Uruguaya. Pablo López, obtuvo como entrenador del Carbonero su primer triunfo y tras el partido, habló con Básquet Total.

Si bien el aurinegro venía dando el tono defensivo, no estaba encontrando sus manos en ataque. Desde la conducción de su base, subió los porcentajes y logró encontrar el gol que le faltaba: “Zanotta en el primer cuarto nos dio muchas asistencias y eso nos ayuda a que esté todo el equipo involucrado y que todo el mundo pueda terminar”.

El Manya volvió a defender de gran manera, en donde el cambio en los bloqueos directos, le dio muchas soluciones a López: “Lo veníamos haciendo bien. Hoy el reforzamiento positivo de que la metimos adelante, te impulsa un poco más en la defensa, por la energía que va de un lugar al otro, estuvimos a la altura. Por suerte pudimos complementar un poco más de ataque, que es lo que nos estaba faltando”.

A la espera de David Huertas, el rendimiento de la tripleta extranjera es algo que dejó conforme al entrenador Carbonero: “Me alegro mucho por Liggins, es un gran trabajador, un jugador con mucha clase. El primer partido tiró mal, le afectó un poquito para los partidos siguientes. El volver a jugar de locales, le dio confianza y es un pibe fantástico”.

Roberts volvió a tener otra noche magnífica, pero también le sumó gol perimetral: “Él sabe que algunos tiros están diseñados para que él los tome, otros no. Estamos ahí, en la negociación (risas)”.

Peñarol construyó la estructura de su equipo con nacionales fuertes defensivamente: “Eso fue lo que buscamos con las contrataciones de ellos, estamos muy contentos. Obviamente necesitamos equilibrar el tema de la generación de juego y terminar de tres puntos”.