Aguada superó a Defensor Sporting 76-67 en cancha de Larre Borges, con otra gran noche de Mathías Calfani, y llegó a su cuarta victoria consecutiva en la Liga Uruguaya.

El partido comenzó deslucido, mal jugado y bastante desprolijo. Hasta que Daniel Seoane puso en el flotante a Tyreek Duren, liberó a Bavosi para generar y anotar. Además, el ingreso de Sebastián Izaguirre por Jarvis Varnado le hizo abrir más cancha y dejó espacios para Mata y Calfani que fueron claves. Defensor muy mal, no encontraba soluciones ofensivas, y la defensa ya no era la misma del comienzo. En ataque no embocó de campo hasta que Alejandro Acosta tomó el lanzamiento para poner el primer punto que no era de libres. Descolocado el violeta que perdió 19-7 el primer chico.

Promediando el segundo cuarto, el rojiverde mantuvo la distancia de 12 puntos (28-16), con una linda jugada de ataque con una asistencia perfecta en la continuidad del pick and roll de Varnado para el corte y doble de Bavosi por línea final. Minuto de Tito para reacomodar las piezas, indicó una defensa presionando alto con una triple base: Nico Pereyra, Barrera y Acosta, que le dio resultado. Se sumó el buen ingreso de Alessio, que no sólo se abrió para el tiro largo, sino que culminó cerca del cesto para acostar la distancia, aunque un bombazo de Fede Pereiras estiró a ocho la renta para el descanso largo: 35-27.

El complemento fue muy cambiante, el rojiverde rotó el plantel, se pasó bien la pelota, encontró gol en distintas manos y estaba sólido atrás. Fue en zona 2-3, a veces alternó y ajustó sobre Cabot, pero siempre tratando de bloquear el rebote ante los internos violetas. Llegó a sacar 17 unidades de renta, 50-33. Reingresó Gonzalo Álvarez, Acosta y Cabot marcaron el ritmo de un equipo vertical con rompimientos y descargas, yendo para abajo, que además elevó el porcentaje en el tiro largo para colocar un parcial de 19-7 e irse abajo 57-52 al último período.

En el cierre, Defensor siempre estuvo atrás, no pudo colocarse a menos de dos posesiones en el score, y cuando tuvo la chance de ponerse a una bola, no aprovechó su momento. Aguada volvió a tener ocho de renta en el cierre, con cinco unidades en fila de Calfani, era muy larga la distancia para lo poco que quedaba. Un triple de Cabot ilusionó, pero no le dio al equipo de Tito. Ganó muy bien Aguada 76-67, sin lucir, pero llegó a su cuarta victoria consecutiva y empieza a mirar con más alegría la tabla de posiciones debido a la pena de 4 puntos que tenía en contra previo al certamen ya quedó en el olvido.

LO DESTACADO

 Daniel Seoane comenzó de gran manera su periplo en Aguada con cuatro victorias consecutivas. Equipo de calidad y cantidad, donde tiene una muy buena rotación, y por ahora el plantel le responde en la cancha. Le busca variantes en defensa para confundir al rival, y es un conjunto dinámico en ataque, con gol prácticamente en todas sus manos. En esta jornada, hubo algunos tantos de alta factura colectiva, y eso denota mucho trabajo en los entrenamientos. El hincha pipón y a los que nos gusta el buen básquet, también.

UNO x UNO

Bavosi (7): Calidad del Mono, correcto partido, gran socio de Duren. García Morales (5): No lució, pero en cancha le sacó un defensor a sus compañeros, generalmente tenía un defensa espejo. Mata (6): Parejito durante los primeros tres cuartos, se nota el gran entendimiento con Calfani. Calfani (8): El mejor, ocupó los espacios, culminó en las caídas y la puso de afuera. Varnado (5): Se la dieron poco, atrás a veces le costó sobre los internos rivales que eran más físicos, le cobraron una falta algo dudosa que aún la está reclamando y con razón. Duren (8): Por suerte la gente puede pagar la entrada para verlo, es show time constante. Pereiras (5): Correctos aportes en ambos costados. Silva (5): Buenos minutos, el mimado de la hinchada, made in San Martín. Izaguirre (6): Puso un triple, tras enorme asistencia de Leandro, esas bombas que un tirador no falla. Aguada con él en cancha se sintió más cómodo. Seoane (7): Destacado.

_______________________

Barrera (5): Sin lucir, fue su mejor partido con la violeta. Intenso con LGM durante varios minutos. Su rendimiento mejoró en su reingreso. Cabot (7):  Si Defensor llegaba con chances era por su capacidad, enorme ST. Álvarez (5): Levantó en el complemento, muy entreverado en el comienzo. Lema (2): Desaparecido, nulo aporte. Tintorelli (5): En el último cuarto trabajó desde el poste y con su tiro de media arrimó unidades. Quizás, el colectivo fusionado se olvidó de poner la pelota en el bajo. Acosta (6): Buen aporte ofensivo, con Cabot fue el 1-2 más confiable. Alessio (7): Menos mal que ingresó en el primer tiempo, maquilló una cara muy venida a menos de su equipo en ataque. Cargó con toda la institución al hombro durante 20 minutos. Pereyra (4): La intensidad de siempre, no pudo influir ofensivamente. Cousté/Bianchi (-): Pocos minutos. Tito (5): No le encuentra la vuelta al mejor quinteto en cancha. Tuvo muchos baches en ataque durante el primer tiempo. La presión alta le dio resultados. A pesar de la distancia con el rival de turno, fue competitivo.

VAR

Gonzalo Salgueiro, Martín Fernández y Joaquín Silveira (7): Sin grandes complicaciones, bien Salgueiro comandando la terna, y cruzándose para pitar en algunas incidencias donde estaba mejor ubicado otro compañero. Hubo algún pitazo que no se cobró, pero correcto en líneas generales.

_______________________

LO DISTINTO

Que racha negativa para Defensor Sporting en el comienzo de la Liga. Jugó cuatro partidos y aún no conoce la victoria, aunque lo positivo es que anoche ante un candidato fue competitivo hasta el final. Se notó preocupación, y más cuando el equipo comenzó muy mal, recién pudo embocar su primer tiro de campo a falta de 1:30 para culminar el primer chico, con bombazo de Alejandro Acosta. Sólo encestó libres y triples en los primeros 15 minutos de juego. La primera que pudo culminar cerca del aro para convertir de dos puntos fue de Ignacio Alessio a falta de 4:46 para terminar el primer tiempo. Sin dudas algo particular, y distinto para un equipo que atacó muy mal durante gran parte de la primera mitad.