Atenas ganó un partidazo ante Reducto de visitante. Una de las figuras de la noche fue Martín Couñago, que tras el juego habló con Básquet Total.

Un partido de rachas y muy friccionado fue el que se terminó llevando Atenas, del juego que por momentos fue una pelea física dijo: “Sabemos que Reducto es un rival que va a estar peleando arriba y esta es una cancha durísima para venir a jugar. Fue una guerra como todos los partidos que venimos jugando, por suerte el equipo estuvo duro y supimos atacar en los momentos justos para poder llevarnos el punto”.

El juego se dio parejo pero tuvo rachas que derivaron en alternancias del marcador, además de ser un partido demasiado jugado al ir al choque: “Esperábamos este tipo de partido y que fuera muy friccionado. Los dos equipos tuvimos una semana atípica porque tuvimos contactos con positivo de Coronavirus y eso hizo que no entrenamos. Nosotros sólo tuvimos un entrenamiento antes de este partido, creo que Reducto también. Entonces era lógico que el juego fuera trabado y que por momentos no saliera un juego vistoso. Sabíamos que el final iba a ser cerrado y el que lo hiciera mejor se iba a llevar el juego, por suerte fuimos nosotros”.

Consultado por la clave del triunfo Charly dijo: “Más que nada pasó por no frenar la bola, que ellos se desgastaran por el plantel disminuido que tenían debido al Covid. Sobre el cierre se dio la salida de Mujica y ahí fue donde encontramos mayor ventaja en el bajo con Héctor (Silva).”

Consultado sobre la cancha de Reducto y el desgaste físico que provoca Couñago manifestó: “No tengo nada contra Reducto, pero no se puede jugar en estas canchas de hormigón. Tengo aplastamiento de disco en la espalda y ahora en frío no puedo más de dolor, las rodillas también lo sienten mucho. Es muy difícil para el cuerpo jugar en estas condiciones, pero es lo que hay y tenemos que venir y jugar. Además sabemos que es un factor clave para ellos, es la ventaja que tienen. Nosotros tenemos que enfrentar los partidos y ganarlos donde sea.”

Atenes es uno de los candidatos a subir, pero no arrancó del todo bien. Consultado sobre si el equipo siente esa presión Martín fue claro: “Ya desde un principio, de cuando se armó el equipo se habló de que el objetivo principal era el ascenso. Sinceramente no nos pesa ser candidatos, vinimos a la cancha de Reducto que no es fácil ganar para ningún equipo y ganamos. Ahora tenemos que ir al cerro a jugar con Paysandú y va a ser otra batalla. Sabemos que todos nos vienen a ganar a nosotros, como a Welcome y a todos los que se armaron para subir, pero si no salimos concentrados sabemos que podemos marchar como nos pasó la primera fecha con Capurro”.