Martín Mayora fue una de las figuras en el primer triunfo de Auriblanco en la DTA ante Montevideo en calidad de visitante, tras el partido Basquet Total fue en busca de su palabra.

Después de un mal arranque, ganó Auriblanco: “Necesitábamos este triunfo porque arrastramos la lesión del “Charco” (Claudio Charquero) y tuvimos un arranque 0-3 pero por suerte hay lugar para levantarse y fue de visitante, esperemos sea el primer triunfo de muchos”.

La lesión del ex hombre de Urupan complicó al elenco papal: “Sabíamos que todos teníamos que dar un poco más por la baja del Charco ya que nos genera un déficit en la pintura, si bien algunos equipos tienen un poco más adentro, sabemos que no es fácil encontrar jugadores para esos puestos, mismo en la Liga Uruguaya de Básquetbol es complicado encontrar hombres grandes uruguayos, en la DTA mucho más, si bien todos los equipos tenemos ese problema sabíamos que no era una excusa y todos debíamos poner un poco más”.

Auriblanco por fin pudo cortar la mala racha: “Veníamos de una racha donde perdíamos pero haciendo las cosas bien e igual se daba la derrota y muchas veces pasa lo contrario que puedes tener varios triunfos sin hacer las cosas bien sólo ganas porque venís en racha, para nosotros era importante cortarla y siempre enfocar la cabeza en el día a día”.

No es sencillo planificar un partido en dos días: “Es difícil, pero es la realidad del básquetbol uruguayo que se suspenda un deporte de gimnasio por lluvia, es muy complicado a menos lo que planificás ya el otro equipo lo ve y lo trabaja sobre eso, a la vez siguiente viene con variantes pero en este básquetbol nos pasa a todos y hay que seguir metiéndole e ir para adelante”.

Mayora apareció en los momentos que su equipo lo necesitaba con los tiros desde los 6.75: “Por suerte entraron, sobre todo en el segundo tiempo pero teníamos que hacer un buen trabajo en defensa con Villafán que era su goleador, había que controlarlo, lo hicimos bien y cambiamos la actitud en ofensiva, pudimos correr la cancha y apareció Cholaquides sobre el final para cerrarlo. Era fundamental elevar nuestro nivel individual para que el equipo mejore”.

El ex Colón pasó por varios looks, desde rulos, teñidos, un casco: “He tenido varios si, el cabello con rulos, ahora como lo tengo, con el casco, ahora también juego con la manga pero la vida es una y hay que probar todo, sobre todo disfrutar en una cancha de básquetbol que es lo que todos queremos”.

Para concluir comentó: “Sabemos que aún estamos a tiempo de poder competir y pelearle a todos por un lugar para subir, para eso tenemos que seguir entrenando al mejor nivel posible”.