Con una soberbia actuación de Jayson Granger, Baskonia derrotó a Unicaja y cortó una racha de cinco derrotas consecutivas entre torneo local e internacional. El uruguayo rompió su récord de triples anotados en un partido de Liga ACB.

Por la novena fecha de la Liga Endesa se veían las caras Baskonia y Unicaja. Los primeros venían de caer en casa ante el Real Madrid, mientras que los segundos de sufrir una derrota en condición de visitante frente al MoraBanc Andorra. El montenegrino Dusko Ivanovic presentó un quinteto conformado por Jayson Granger, Simone Fontecchio, Rokas Giedraitis, Tadas Sedekerskis y Landry Nnoko. Por su parte, los dirigidos por el griego Fotios Katsikaris saltaron a la cancha con Norris Cole, Darío Brizuela, Axel Bouteille, Tim Abromaitis y Michael Eric.

El encuentro disputado en el Fernando Buesa Arena presentó un inicio netamente favorable al conjunto visitante, que con un buen aporte ofensivo de su juego interno conformado por Tim Abromaitis y Michael Eric, conseguía abrir una prematura ventaja de doce unidades. El elenco locatario tenía serios problemas en defensa, mientras que en el otro costado del rectángulo dependía pura y exclusivamente de lo que pudiera generar Vanja Marinkovic desde más allá de los 6.75 metros. Con el correr de los minutos, los vascos fueron mejorando considerablemente su rendimiento, siendo importantes para ello el goleo de Simone Fontecchio y Tadas Sedekerskis, que eran bien alimentados por Jayson Granger. Los malagueños comenzaron a tener inconvenientes a la hora de anotar, ya que era bien controlado Jaime Fernández, el principal generador del equipo.

Al comenzar la segunda mitad la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 41 a 36. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite equilibrado, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. Los de Vitoria-Gasteiz lastimaban con los lanzamientos perimetrales de Granger, mientras que los andaluces respondían de la misma forma a través del francés Alex Bouteille. Entre el cierre del tercer periodo y el arranque del último, el dueño de casa terminó de emparejar las acciones. En el epílogo se mataron a triples, destacándose en ese apartado Barreiro y Granger. Una bomba del lituano Giedratis a falta de 48 segundos fue determinante a la hora de inclinar la balanza a favor de los dirigidos por Dusko Ivanovic. Finalmente, Baskonia se quedó con el triunfo por 92 a 89 y de esa manera cortó una racha de cinco derrotas consecutivas entre ACB y Euroliga.

En el ganador se destacó la brillante actuación del uruguayo Jayson Granger, que encestó 24 puntos (7/11 triples, 1/3 dobles y 1/2 libres), atrapó 1 rebote, repartió 6 asistencias y robó 3 balones en los 32:22 minutos que permaneció en cancha, alcanzando una valoración total de 26. Los siete triples son un récord personal en la liga española.

El formado en Cordón fue bien acompañado por el lituano Tadas Sedekerskis, que aportó 22 tantos y 11 rebotes. Por el lado del perdedor, Axel Bouteille finalizó como goleador con 23 unidades.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota por el torneo local será el sábado, cuando en la isla tenga que enfrentar al Gran Canaria. Mientras que por Euroliga volverá a tener actividad el jueves, visitando al Fútbol Club Barcelona.

Foto: Twitter Baskonia (@Baskonia)