Santiago Rocha fue un revulsivo desde el banco de suplentes y una de las grandes figuras de Welcome en su victoria ante Marne. Luego del triunfo, el “Mono” se detuvo a dialogar con Basquet Total, sobre el partido, el campeonato y lo que debió trabajar para ganarse sus minutos en un plantel plagado de figuras.

Sobre el cotejo complicado, Rocha dijo: “Fue un partido complicado. Sabíamos que Marne tiene la mayoría de los jugadores que tiran de afuera y en cierto momento nos complicó el tiro exterior, la zona no nos sirvió al principio. Hasta que empezamos a cambiar, un poco de ir al hombre, alguna combinada, al hombre nuevamente, cambiando, fue lo que nos rindió y nos dio resultados para ganar el partido”.

Pedro cuando entré me dijo que entrara a defender y que bloqueara el rebote defensivo, porque nos estaban tomando muchos rebotes, y que cuando me quede, la tire, fue lo que hice, los compañeros me dieron la confianza y por suerte los tiros pudieron entrar”, declaró el “Mono” sobre su gran ingreso promediando el tercer cuarto.

En referencia a cómo se hace para asumir en un plantel de muchas figuras, donde a veces por nombre cuesta un poco tomar la batuta en ataque, el 32 de la W comentó: “La verdad es que son todos jugadores de buena mano, lo primero es que la deben tirar ellos, pero si nos queda alguna, hay que tirarla con confianza, si toca errar, los compañeros te van a seguir dando confianza, hasta que alguna va a entrar (risas)”.

Sabemos que la gente de Welcome es un jugador más, que está en cualquier momento para apoyar, sea malo o bueno. No jugar en Welcome es difícil, ya que es donde practicamos todos los días, cambiar de cancha de forma seguida es complicado, esperemos tener la posibilidad de jugar ahí y con nuestra gente”, manifestó Santiago sobre el poder jugar en Frugoni y con su público.

Más allá de lo deportivo, de entrenar y exigirte, el “Mono” tuvo la posibilidad de trabajar otros aspectos en la psicología. Sobre cuánto lo ayudó eso, respondió: “Al principio del campeonato fui con un psicólogo, que es Rodrigo de Armas, que la verdad me ayudó mucho. Trato antes de los partidos de meditar un poco, de despejar la cabeza, y si no me toca jugar, no enojarme. Yo sé que en algún momento me va a tocar jugar, y cuando lo haga debo estar con la mente fría, limpia para ayudar a ganar los partidos”.

Es muy importante arrancar así porque nos armamos para subir. Este plantel es para salir campeón, tenemos jugadores como Newsome, Taboada, Meira, Matías (De Gouveia), Cristian (Modernell) y algún chiquilín como Facu (Grolla), el otro Facu (Izuarralde), Marcelo Rosas que están ahí para ayudar. Sabemos que los partidos van a ser complicados, pero que en el banco tenemos una ayuda para salir adelante y poder saltar los obstáculos”, comentó el pibe oriundo de la W.