Welcome superó a Marne como local en el escenario de Defensores de Maroñas por 87-74, con gran ingreso de Santiago “Mono” Rocha que le cambió la cara al equipo, y de esta forma la W sigue como líder e invicto en el campeonato.

El comienzo fue para el conjunto de Simón Bolívar que movió mejor la pelota en ataque para buscar a los buenos tiradores que tiene el equipo; Franco Olivera y Andrés Guillén. Además, Iván Arbildi puso una bombita desde el rincón para aumentar en el colectivo de Marne, que era superior y todos los del quinteto abridor habían anotado en el primer cuarto. Welcome dependió mucho de Reque Newsome, pero era un equipo lento atrás para contestar los tiros del rival, el azulgrana llegó a sacar seis puntos de renta, 24-18.

En el segundo período el conjunto de Tellechea arrancó con un parcial de 5-0 y sacó la máxima a su favor en la noche: 29-18. Guillén-Olivera era la dupla en el perímetro, y con mucha actitud de los internos para bloquear el cerco reboteador. Minuto de Pedro Xavier para reacomodar las piezas, fue a una zona 2-3 y le cambió el aire al quinteto con los ingresos de Meira y Rosas desde la banca, pero el juego en ataque no fue a partir de los postes, sino con rompimientos y descargas largas de De Gouveia para Meira o el propio Taboada que se dedicó más a culminar cerca del cesto para anotar, que de su buena mano en el tiro exterior. Marne, protegió bien su tablero con una zona 1-2-2 y siempre cortó línea de pase sobre Emilio. Gran primer tiempo, con pocas pérdidas que no pudo anotar su rival en esa situación, 41-34 se llevó el primer tiempo el conjunto tifón.

El complemento cambió, a falta de 6 minutos Marne volvió a sacar la máxima a su favor (49-38), Olivera y Guillen desde el 1×1, bien Girbau ocupando los espacios en el juego interno para subir en la tabla. Hasta que ingresó Santiago Rocha, y la actitud defensiva del elenco de Frugoni fue otra. En zona 2-3 con De Gouveia-Taboada en primera línea, Q, Modernell y Rocha debajo del cesto para tratar de evitar los lanzamientos cómodos del rival. Lo logró, y con un parcial de 20-7 el welcomense pasó al frente en el score. Enorme ingreso del Mono, además Grolla en el juego interno pasó bien el balón, y Modernell acompañó en el tiro largo, para comandar las acciones: 58-56.

En el cierre quebró el juego rápidamente con bombas de Rocha y Modernell. Además, Taboada generó mucho con bola en mano desde el pick, al igual que De Gouveia, fue un equipo paciente y generoso en ofensiva. Marne con mucha actitud, luego se malhumoró el equipo con los jueces -con razón- y se le fue un partido que controló durante 25 minutos. El resultado fue 87-74 para la W que llegó a su cuarta victoria al hilo en el campeonato.

LO DESTACADO

En un equipo que tiene figuras como Taboada, Newsome, Grolla, De Gouveia, Meira y Modernell que anoche tuvo un gran reingreso al flotante, es difícil que se destaque otro jugador. Y la realidad, es que el Monito Rocha fue el que cambió el juego, fundamental, con mucha actitud en defensa, pero además la puso de afuera. Ocupó los espacios con cortes por línea final para culminar cerca del cesto. Ese jugador-hincha que es muy querido en el club, dio el paso y demostró que puede tener minutos de calidad. Made in Welcome, materia prima de la calle Emilio Frugoni, ingresó en el peor momento, jugó casi 14:00 minutos, puso 12 puntos y 1937 unidades de actitud.

UNO x UNO

De Gouveia (6): Le faltó la moto, repartió muchísimo juego en los 15 minutos finales. Taboada (7): Generó, asistió, anotó y cumplió. Modernell (7): Enorme reingreso, clave en la zona, alquiló el ángulo izquierdo para el tiro largo en el ST, clave. Grolla (7): Parejito, gran socio de Q en el bajo, buen pasador e inteligente para ver la ventaja. Newsome (6): Correcto como siempre en ambos costados. Rocha (9): Cambió el partido. Destacado. Meira (4): Puso una bomba y poca cosa más. Calidad tiene, de sobra para la divisional. Rosas (5): Pocos y correctos minutos. Rosillo (4): Entreverado en el juego. Xavier (6): Le está costando mantener los buenos pasajes al equipo, encontró el quinteto a tiempo cuando Welcome no estaba cómodo. Lo bueno es que, con muchos nombres y hombres, les da minutos a los pibes.

_______________________

Arbildi (5): Arrancó para matar, y luego le costó generar para el colectivo. Olivera (7): Mucho gol en el 1×1, se fue injustamente expulsado, su protesta derivó de un error arbitral, abusó del tiro largo. Guillen (5): Ídem a Arbildi, gran comienzo, no repitió cuando volvió, con alguna desatención atrás. Girbau (5): Atlético, alternó buenas y malas en el bajo, inteligente para ubicarse ante la zona. Branca (5): Le costó sostener a Newsome y Grolla. Mucha actitud, no se negocia eso en el ex Welcome. Sosa (5): Correctos minutos, un bombazo al mentón en el primer tiempo. Bustello Gómez (4): Quiso en el juego interno, pero no pudo. Piñeiro (5): Aportó más en el lado defensivo. Amarillo (4): Ingresó para ir con Taboada y no pudo en sus pocos instantes en cancha. Sacco (5): En partido liquidado, sacudió las piolas desde 6.75. Tellechea (5): Equipo combativo, que ante una zona plantada le costó anotar, bajó a 3/15 en triples en el ST. Atrás hubo desatenciones, no es culpa del DT pero sí un aspecto a corregir. Perímetro picante con gol por varias vías.

VAR

Álvaro Labiuza, Álvaro Aunchayna y Erick Cedrés (4): El mejor de los tres fue el Dulce, con carpeta cobró y sacó algunas situaciones del juego algo complejas. Baja un punto por el final innecesario. Labiuza cobró un foul inexistente en ataque de Marne que provocó el mal humor y posterior expulsión a Olivera, faltando poco y con el partido liquidado.

_______________________

LO DISTINTO

Este segmento últimamente ha involucrado a la familia en la cancha. Pero, esta vez fue especial con los hermanos Xavier, no sólo fueron a acompañar al gran Pedro en su época de jugador, sino que ahora lo siguen en su carrera como entrenador. Rodrigo e Ignacio se arrimaron hasta el gimnasio del Defe, para apoyar al viejo aprovechando que estaban cerca y que Nacho no tuvo entrenamiento con Goes. Faltó María que es la menor de los hermanos y la mimada de papá, en ese tridente que tiene Pedro para iluminar su vida. Cómo dijo el DT de Welcome a Básquet Total en la nota previa al campeonato, en la familia Xavier los valores de la misma son muy importantes. Y esto es fiel reflejo de sus palabras. ¡Que viva el básquetbol, y siempre la familia!