Montevideo le ganaba de forma apretada a Auriblanco por 31-30 en el Gimnasio Héctor Novick de la calle Porongos pero a falta de 6.06 para terminar el primer tiempo, Andrés Bustelo el árbitro principal del cotejo decidió suspender el cotejo a causa de una gotera. 

Todo pintaba para ser una noche especial, el homenaje a la familia de Ignacio De León quien falleció el año pasado a los 25 años de edad a causa de una muerte súbita producto de una falla cardíaca, justamente mientras jugaba un partido con amigos en este escenario del Montevideo BBC.

Hablaron dirigentes de Marne, equipo donde se formó Nacho, y Montevideo, el último club que había defendido en su carrera. Tras la charla y la entrega de una plaqueta a sus padres, salió a relucir una camiseta con el número 20 que quedó retirada históricamente en el escenario del Rojo. La fecha número 4 de la DTA llevaba su nombre

Tras los homenajes hubo poco de básquetbol, Montevideo comenzaba lastimando en la pintura con Juan Savariz y Nicolás Villafán aprovechándose que su rival estaba diezmado en la pintura por la baja de Claudio Charquero con un problema en su gemelo. Marcio Gilardi con penetraciones varias y un buen juego en defensa ponían un parcial de 12-8 favorable a los de la calle Porongos pero Auriblanco encontró una reacción con Santiago Meneiro y Martín Mayora, se puso rápidamente en partido. Sobre el final, una bomba del “Postre” Santiago Pereira le dio la victoria parcial de los primeros diez minutos de básquetbol a los de San Juan y Princivalle, 21-20 marcaba el electrónico al culminar el primer chico.

En el segundo cuarto la paridad se hizo presente, ambos equipos se alternaron al frente del electrónico pero el cielo empezó a estar cerrado, oscuro. En la cancha de Montevideo cayó una gotera importante y así como cantaba Lucas Sugo “llueve, lluvia, llueve” se terminó por suspender el partido cuando el dueño de casa dominaba las acciones por 31-30 a falta de 6.06 para terminar el primer tiempo.