Urunday se impuso como local ante Trouville, nuevamente con sus extranjeros como figuras; Tanksley Efianayi fue el más destacado en el importante triunfo estudioso en un partido muy caliente.

El partido arrancó parejo y con poco gol, Trouville tirando mucho triple y metiendo muy poco; mientras Urunday cargaba más con los Jackson Brothers  y encontraba algunas bombas en Efianayi para tomar la primera ventaja. Pero el rojo afinó la puntería y pasó de largo con dos bombas de Chukwuka, y mantuvo el comando hasta terminar el primero ganando  26-22.

Trouville se secó por completo para el segundo chico, mejoró bastante el locatario con los ingresos de Corbisiero, Delgado y Dotti, con un parcial de 10-2, para pasar 34-33. Se le cerró por completo el aro al rojo, producto de la defensa estudiosa que le bajó los buenos porcentajes que tuvo en triples en el primer chico, y con un parcial 20-10 en el cuarto, el equipo de Da Prá se fue al descanso con la ventaja de 42-36.

Urunday siguió cargando con sus foráneos y abrió rápido la máxima de diez 46-36, y aunque el rojo logró acortar siempre con Chukwuka, nuevamente se nubló Trouville en ataque y el verde ajustó la defensa y siguió dañando con Efianayi. Pero el equipo de Chucarro aún tenía algo que decir y de la mano de Chukwuka y Toolson logró volver a pasar al frente en un partido que estaba cada vez más caldeado. Con corridas de cancha el Rojo se fue al último descanso ganando 62-60. 

Trouville entró en un bache gigante en el peor momento de la noche, acumuló triples errados sin parar y ni siquiera logró capturar rebotes que le dieran segundas oportunidades, por lo que la noche se le terminó haciendo completamente cuesta arriba. Finalmente fueron siete los minutos del cuarto decisivo que demoró en anotar el Rojo, y el estudioso le puso un parcial de 14-0, comandado por sus tres foráneos y Facundo Medina, que tras una noche tranquila apareció para bajarle la persiana al juego. Trouville nunca se pudo recuperar de ese último bache y en un partido sumamente caliente, Urunday lo terminó ganando por 84-71, nuevamente con sus extranjeros comandando la producción obtiene un valioso triunfo, su segundo del campeonato.

LO DESTACADO

Si bien hoy el que más se lució en el goleo fue Efianayi, nuevamente los tres extranjeros del estudioso fueron fundamentales para el éxito. Los hermanos Jackson defendiendo y reboteando, se impusieron claramente en ambas tablas; y Tanksley fue un verdadero tanque imparable cada vez que se mandó para abajo. De la mano de su trilogía importada, Urunday sueña.

UNO x UNO

Morena (4): No tuvo una buena noche ofensivamente. Efianayi (9): El mejor de la noche. Todavía están temblando los aros con todas sus hundidas. Medina (7): Apareció para definirlo. ¿Qué más querés? J. Jackson (8): Su impacto fue mayormente defensivo. Intimidando en la zona y reboteando. C. Jackson (8): Enorme partido del honesto. Decisivo en ambos costados y como siempre, descolgando todo lo que anda en la vuelta. Dotti (7): Es un recambio deluxe, no necesita mucho para entrar en partido. Corbisiero (5): Su primer ingreso fue muy bueno, sobre todo atrás. Delgado (6): Siempre rendidor. Haciendo el trabajo sucio. Da Costa (4): No logró entrar en juego y terminó jugando poco. Da Prá (5): El equipo respondió en la cancha a pesar de su descalificación.

_______________________

Mayora (3): Nubladísimo. Toolson (5): De andar irregular por la noche. Al menos tuvo sus momentos anotadores. Soto (5): A ganas y empuje, arrimó. Le faltó discernimiento. Leon (3): No rugió. Chukwuka (6): Fue claramente el mejor de su cuadro, aunque también erró muchísimo. Iglesias (5): Le dio algo de aire a su equipo ofensivamente. Massa (3): No incidió. Curbelo (4): Tampoco pudo influir positivamente en el juego, aunque mordió en defensa. Fernández, Gómez y Tessadri (-): Poco tiempo en juego. Signorelli (4): No logró sacar de los baches más profundos a los suyos. Abusando del triple con poco acierto y perdiendo adentro.

VAR

Andrés Laulhe, Carlos Romero y Joaquín Silvera (5): Llevaron bastante bien un partido chivísimo. Erraron en algunas, pero intentaron mantener la disciplina.  

_______________________

LO DISTINTO

El partido fue muy caliente, demasiado. Casi todo el segundo tiempo se jugó con intercambios de insultos de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera. Una muestra de lo caldeado del match es que Da Prá (uno de los caballeros de nuestro básquet), terminó descalificado. Por si fuera poco tras finalizado el encuentro se armó un tumulto que involucró a jugadores, espectadores y algún miembro de cuerpo técnico. Lamentable.