Remeros ganó un partido durísimo y se metió por primera vez en la Copa de Oro. Tras el encuentro Básquet Total habló Sylvie Bouissa, una de las referentes del equipo.

Bohemios le dominó todo el partido a las costeras, que lo ganaron en el final, consultada por la clave para tan importante triunfo Sylvie dijo: “Sin dudas la defensa, porque no nos estaban saliendo las cosas en el ataque, sabíamos que el defender duro nos iba a ayudar para lograr puntos de corrida. Igualmente faltaban 10 minutos y estábamos 10 puntos abajo, pero nunca bajamos la cabeza porque teníamos claro que había que pelear hasta el final”.

Remeros clasificó a la Copa de Oro ganando, pero no tuvo su mejor tarde. Para quedar afuera debían perder por más de 32 puntos y esta distancia jamás se llegó a ver en el juego: “Pienso que quizás nos confiamos un poco en eso sí, también la movida de que debemos viajar entre semana porque se anticiparon los partidos y sin duda no entramos con la misma cabeza que en los partidos de Hebraica y Malvín. Igualmente, no estábamos 100% que entrábamos en la Copa de Oro así que teníamos que llevarnos este partido para estar seguras. Pero sin dudas que entramos con otra cabeza y eso pudo haber afectado”.

El primer objetivo de Remeros era meterse en la Copa de Oro y lograrlo es un gran premio, pero que ahora sin lugar a dudas el equipo irá por más: “El primer pasito que teníamos que dar era estar en la de Oro, ahora solo debemos esperar para ver con quién nos enfrentamos. Esto sin duda es muy bueno para el equipo que viene teniendo unas temporadas muy buenas y este año logró dar ese pasito más para seguir creciendo”.

Una de las piezas fundamentales del equipo es sin dudas Ornella Bacchini, que debutó el en fin de semana de doble jornada para las costeras ante Yale y Montevideo en la ciudad de Mercedes, consultada sobre cuanto valieron esos partidos para la recta final del torneo y el ensamble de Ornella en el equipo Sylvie dijo: “Ese fin de semana nos acopló mucho como equipo, además pudimos integrar a Ornella, dos partidos seguidos fue muy bueno para nosotras, porque ella recién llegaba y la pudimos incluir en nuestro juego y nosotros adaptarnos a ella, es muy buena jugadora y asistidora. No hay dudas que ese fin de semana fue un plus, pusimos primera para salir decididas a la Copa de Oro”.

Para cerrar la base habló de su experiencia en el equipo de la costa: “El club es fenomenal, a las chiquilinas que se quedan allá no les falta nada, tienen todo y el plus de la cancha al lado. El club en sí está espectacular y ahora que se viene el calorcito esas piscinas hay que aprovecharlas (risas). Tenemos todo el apoyo, nos están acomodando muy bien los días de entrenamiento, ahora que debemos jugar el martes se acoplaron a nuestra necesidad. Sin lugar a dudas que Remeros allá en Mercedes ha tenido un crecimiento muy grande estos últimos años y ha apoyado muchísimo a este emprendimiento del femenino, estoy súper agradecida de jugar acá”.