Aguada derrotó a Yale con lo justo por cifras de 73-72 y se metió en la Copa de Plata. 

Crónica del partido

El primer cuarto arrancó movido y entretenido, ambos elencos propusieron su estilo de juego. Sofía Herrera tras una gran asistencia de Antonia Basualdo abrió el marcador, después de varios minutos en donde al elenco de Jacinto Vera le costó convertir y adaptarse a lo planteado por Aguada. Victoria Lara igualó las acciones. El partido cambió con el ingreso de Melisa Techera, se ordenó en defensa y fue muy importante, sin embargo, un triple de Sofia Herrera y una rápida respuesta de Sofía Podestá hicieron que el match gane en emoción. Aguada jugó mejor y pudo sacar renta de siete. Las de Jacinto Vera con Lema y Podestá achicaron pero el rojiverde se fue arriba con triple de Basualdo; 20-14.

Yale en los segundos diez minutos modificó la actitud defensiva, robó el balón en primera línea, corrió la cancha y puso un 6-0 para igualar. Aguada no encontró respuestas y se inclinó a modificar la parte defensiva, su principal déficit y se plantó en zona 2-3, por su parte en ofensiva se lució Analia Martínez quién estuvo clara de tres, más libres de Kelly Orejuela, abrieron renta de cinco. Los triples empezaron a caer en el CEFUBB, primero pegó Victoria Lara y rápidamente de la esquina respondió Antonia Basualdo para que las aguateras se vayan al descanso largo con triunfo 38-36.

El tercer cuarto fue el más cortado y fueron mucho a la línea. La intensidad con que se jugó levantó a ambos bancos con protestas hacia los jueces, quienes pintaron cuando había que pitar y lo llevaron bien al cotejo. Aguada género juego en base a Orejuela, quien siempre tuvo una opción de pase. Yale tuvo problemas para defender su pintura y las de la Avenida San Martín se lo hicieron notar moviendo la bola por el perímetro y buscando abajo. Joel Pose le dió ingreso a Camila Castro que le aportó intensidad a la defensa. En cambio, Rodrigo Briñon pidió minuto, corrigió, le dió descanso a Techera, y en cancha dejó un equipo más bajo para presionar arriba, con éxito achicaron el margen en el marcador. Sin embargo el ingreso de Rocío Mott le dio aire a las aguateras, quienes robaron dos pelotas consecutivas y anotaron fácil, se fueron arriba 57-39.

Las dirigidas por Joel Pose tenían el control del partido, pero la presión propuesta por Yale rindió rápidamente sus frutos, colocó en un abrir y cerrar de ojos un 14-2. Aparecieron Santana, Lara, Podestá y Lema para sacudir el partido. Yale se puso a seis de cara al final del match. Aguada adelante “estuvo perdida” la presión las anulaba por completo equivocaron los caminos y tuvieron errores en momentos calientes. El partido cambió decididamente su rumbo, Yale creció en el juego ya que con libres de Lara igualó el partido en 59 a falta de cuatro minutos para terminar. El cierre fue bastante cortado, algunas malas ejecuciones, duras defensas, por lo que el partido terminó igualado en 67.

En el tiempo suplementario se jugó más con intensidad que con cabeza fría. Ambos elencos corrían la cancha y el balance demoró en llegar. Aguada por parte de Mott estuvo mejor y Yale buscó con Lara. Tras unos minutos de pelotas pérdidas, las aguateras conservaron la el balón con el reloj a su favor y cerraron el match 73-72 afianzándose en la Copa de Plata.

EL PODIO

🥇

El partido parecía por completo del conjunto de Aguada pero en un abrir y cerrar de ojos, pero Rodrigo Briñon confió en sus dirigidas y antes de entrar al jugar los últimos diez minutos les dijo “tiren y tiren”, las jugadoras escucharon y con una gran efectividad no tardaron en cambiar el partido. Comenzaron aparecer los triples y las bandejas para marcar un parcial de 14-2. Yale estaba confiado y con tremenda actitud para seguir adelante y por eso se ganan la distinción del podío. 

🥈

Un hermoso gol aguatero se lleva esta distinción. La bola la jugaron entre Basualdo y Herrera, la primera transportó el balón  y asistió de forma genial a Herrera quien puso un bombazo hermoso al mejor estilo WNBA, salió de la cortina, con una mano arriba y la mandó a guardar. Todo el banco se levantó para festejar el triple.

🥉

El tercer lugar de estas distinciones es para Rocio Mott, quien en repetidas oportunidades presionó, robó pelotas y provocó pérdidas de su rival. Apareció en momentos calientes del partido, llevando a levantar al equipo en pasajes muy complicados para las aguateras. Rocío jugo un partidazo, terminó con 9 puntos, 8 rebotes y 1 asistencia.

_______________________