De atrás, con una bomba de Anthony Hilliard sobre la hora, y un enorme esfuerzo de su plantilla nacional, Malvín venció a Hebraica Macabi.

El match arrancó bárbaro. Con Malvín defendiendo a un nivel superlativo. Cada defensa fue mejor que la anterior, y a partir de ahí, imponer su juego ofensivo con corridas de Nicola o la dupla foránea, tanto Hilliard como Holt. Pero Macabi reaccionó y hasta promediando la mitad del primer chico, lo empató. Ahí apareció Nicola en todo su esplendor para sacar la máxima de 12, que luego el macabeo con una bomba de Natesan sobre la chicharra, descontó a nueve: 23-14 encaró el playero el segundo cuarto.

El segundo chico fue otra cosa. A partir de los ingresos de Galletto y Batista, Macabi mejoró considerablemente su producción ofensiva, pero principalmente la defensa, donde en una zona plantada, incomodó a Malvín, a quien le colocó un parcial de 11-2 en los primeros 5 minutos de cuarto, para rápidamente emparejar, igualar y luego pasar a dominar las acciones en La Unión. A su vez, Natesan creció en su juego, empezando a desnivelar y asumir, para que Hebraica se vaya al descanso ganando por mínima, 31-30.

El complemento siguió la misma tónica que el cierre de la primera mitad, con el trío de foráneos encendidísimos, para que, en menos de siete minutos del tercero, el equipo de Germán Fernández sacara once de diferencia. Pero la Plata reaccionó en el momento justo, buenos minutos de Haller para encarar el epílogo sólo cuatro puntos abajo, 54-51.

Y la reacción se terminó de consumar en el último cuarto, a fuego lento. Cuando Macabi, con 4’10 en el reloj, abrió 6 de diferencia con un nivel superlativo de Batista y dos bombas importantes de Barriola, todo parecía encaminarse. Pero pero pero… apareció Pomoli, apareció Haller, y apareció Hilliard, que hasta el momento había tenido más lagunas que Rocha, para traer nuevamente el juego. Faltando 10 segundos, el playero repuso en ataque, Santiso jugó para Tony Hilliard abierto, que no dudó y clavó el puñal del partido: bombazo y el playero a falta de 5’ segundos, pasó a dominar el partido, 72-71. Hebraica repuso, el azul de la playa defendió barbaro, para que Galletto sobre la chicharra tomara un tiro forzado, errara y la victoria se vaya para la playa. Sufrida, de atrás y con mucho carácter de sus nacionales, ganó Malvín, en cifras definitivas 72-71.

LO DESTACADO

Insistimos: ¿Por qué tan elegante, Homero? Juega Nicola, Muchacho. Por momentos desordenado, apurado, todo lo que quieras… pero este gurí asume siempre. Y se nota por todos lados el sentido de pertenencia para con la institución. Con tan solo 22 años, lidera por completo a Malvín por segunda temporada consecutiva. Hoy nuevamente fue determinante para que el playero consiga su primer triunfo en el torneo, 18 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias para el diez de la playa. Además, posó para la foto del distinto, ¿algo más, Nicola?

UNO x UNO

Natesan (7): Tuvo momentos de MVP TOTAL. En el último cuarto, vaya uno a saber por qué, se la dieron poco. Terra (3): No justificó la cantidad de minutos en cancha. Aportó desde su clásica buena conducción, pero debe asumir más. Mucho más.  Semiglia (3): Podríamos apretar control c+ control v y aplicar el mismo concepto anterior. No fue su noche, es clave en este equipo. White (7): Soberbio tercer cuarto. Luego salió por el notable ingreso de Batista. Devaughn (6): Bancó el primer tiempo. Barriola (6): Levantó considerablemente el tono defensivo del equipo y puso dos bombas que parecían liquidar el match. Galletto (5): Lejos de su mejor versión, levantó anímicamente al equipo dándole otro ritmo. No estuvo del todo fino ofensivamente. Batista (8): Esteban en modo: “La saqué a bailar… me dijo que sí” Llenó de jerarquía La Unión, tuvo baches MUY buenos, no tanto desde el goleo, pero si generando para sus compañeros. Los que lo defendieron la pasaron verdaderamente mal. Fernández (4): A pesar que Batista podría haber estado cansado en el cierre, creo que no era momento de sacarlo y más en un final cerrado, donde estaba generando para él y sus compañeros. Más que ganarlo Malvín, el partido lo pierde Macabi.

_______________________

Santiso (5): Peleadísimo con el aro, y las tempraneras 3 faltas lo condicionaron. Pero oiga, ¿Cuándo el Pitu te deja a gamba en un final cerrado? Jamás. Apareció, como siempre. Pomoli (8): ¿Por qué tan elegante, Homero? Juega Nicola Pomoli, muchacho. Se podrá apurar y hasta desordenar por momentos, pero no es fácil ser EL hombre de tu equipo a tan corta edad. Asume sieeeeempre. Hilliard (7): Tiene más lagunas que Rocha, pero en el ST jugó muy bien. Además, metió la bola del juego, que no es poca cosa ¿no? Holt (2): “Oye Siri, ¿Qué bondi me deja en el aeropuerto de Carrasco?” Buscó recién en su iphone el bueno de Emmitt, que nuevamente tuvo un desempeño bajísimo. Wachsmann (6): Jugó por él y por su compañero que está en el concepto anterior. Además, le tocó bailar con la más fea y bancó. Bah, lo de siempre, verdá. Capalbo (4): Poquito. Wise (0): Si llega al feriado del martes es un milagro. Jugó un minuto 50’ y fue mucho. Eso dice muchas cosas. Haller (7): Clave para que Malvín este festejando su primera victoria en esta LUB. Flojo primer ingreso, enorme re ingreso. Aunque sufrió con Batista, adelante mostró recursos ofensivos por doquier, en el peor momento de la playa. F.Pomoli (4): Pocos minutos, quizás debió jugar más debido al bajísimo rendimiento de Holt. Camiña (5): Sabemos que Malvín no pretende gastar como años anteriores, pero con esta dupla va ser bravo que el equipo pueda competir al nivel que el playero nos tiene acostumbrados. Hoy lo ganaron los nacionales, con mucho de aquello.

VAR

Borghini, Rodríguez y Silvera (5): Correcta noche en líneas generales, por momentos la terna no mantuvo criterio a la hora de pitar, pero lo cerraron de gran forma en un partido bicho, de esos bravos.

_______________________

LO DISTINTO

En una linda noche de viernes, lo distinto de la noche fue ver una de las camisetas más lindas de la LUB (A mi entender, la más linda, por escandalo). Luego de casi siete años, Malvín cambió su pilcha y renovó por completo su indumentaria. En un equipo que es un ejemplo a seguir en todo sentido en nuestro medio, la playa dejaba bastante que desear en este aspecto. Celebramos el cambio (al igual que la bellísima alternativa que mostró en la primera fecha) y que seguramente ambas pelearán por uno de los mejores lugares en nuestro TOP 10 de camisetas de LUB. En lo personal, esta azul debería ganar con distancia. Está para meter casorio con esta, eh.