Olimpia se sacó la espina del debut y logró triunfar en su segundo juego ante Defensor Sporting. Una vez finalizado el juego, Basquet Total dialogó con una de las figuras del conjunto local: Abel Agarbado.

De lo que dejó el debut dijo: “Hablamos mucho después del partido con Goes. Más allá del rendimiento que no fue bueno y que nos falta un extranjero, nos costó acoplar a los otros dos. La imagen que dimos después de mucho tiempo sin volver a La Cúpula no fue buena. No contagiamos, el equipo no vibró como en otras Ligas“.

También expresó qué cambió para el juego de hoy: “Hoy salimos con otra intensidad y otra cabeza, a jugar mucho más en equipo. Después los porcentajes son un poco irreales y la diferencia no es normal. Si bien Defensor venía golpeado luego del primer partido no esperábamos que se diera de esta manera“.

Además, agregó: “En defensa no habíamos estado mal. Si nos costó en ataque. Hoy nos pasó algo similar en el primer cuarto pero después pudimos fluir mucho más. Somos un equipo que tiene que cambiar algunos detalles con respecto al año pasado, que con Ziggy (Riauka) y Hogan tenía otra característica. Nosotros hoy tenemos que tomar ventaja ni bien podamos y jugar mucho más en transición. Lo hicimos en el tercer cuarto sobre todo“.

Del cambio de extranjeros respecto a la temporada pasada comentó: “Somos realistas del presupuesto que maneja Olimpia. Nunca esperamos traer un salvador. El año pasado Skyler Hogan para el presupuesto que teníamos fue un jugador que dio muchísimo. Las características de Charlie (Marquardt)  e Iván (Basualdo) son diferentes pero estamos muy contentos con ellos. Ivan es un típico jugador argentino, muy aplicado tácticamente, entiende todo y ayuda a todos en defensa. El primer partido al lo tener tanto gol abusamos de darle la pelota y ese no es su virtud. Charlie tiene una mano impresionante, pero yo había hablado con el que esta es una liga muy física y a él le iba a costar sacar sus tiros. Hoy estuvo mucho más despierto, encontró sus espacios y con espacios te mata“.

Del objetivo del equipo vaticinó: “Olimpia siempre tiene la misma mentalidad. Ser un equipo humilde, laburador, que tiene un cuerpo técnico que labura un montón, un equipo en donde nadie es una estrella y que está incorporando juveniles que lo están haciendo bárbaro. Pero está claro que el salto de calidad te lo dan los extranjeros, y este año nos costó incorporar a los dos que ya vinieron y al tercero que llega la semana que viene. No podemos dejar de lado que estamos jugando con una bala menos. Cuando llegue el último extranjero vamos a ver Olimpia para que está“.

También tuvo tiempo de hablar de sus años en el club y sus objetivos personales: “A veces hablo con amigos y muchos dicen que llevo muchos años en Olimpia, cumplí un ciclo y tengo que jugar en otro lado. Pero yo la verdad es que soy feliz acá. Cada año para mi es un nuevo objetivo y nuevo desafío. Más allá de que no tenemos el presupuesto que otros tienen, a mi eso no me interesa. Mientras tengamos un cuerpo técnico como el que tenemos que trabaja a morir y un grupo unido que trabaja como una familia y se rompe el lomo entenando, para mi eso es lo más disfrutable. Si me toca hacer toda mi carrera en Olimpia voy a estar feliz de la vida“.

Finalmente, comentó qué significa jugar con público en las tribunas: “Es hermoso. Es otro deporte. Yo le decía a Catalá y a Dogliotti, que todavía no habían jugado con público de Olimpia, que no habían sentido lo que es jugar en este club. Disfrutar una Cúpula llena, el calor de la gente. Es una hinchada que no recrimina, siempre da para adelante. Fue hermosa esta vuelta con público“.