Goes venció de visita a Olimpia en el arranque de la LUB, una vez finalizado el juego Básquet Total dialogó con Ignacio Xavier, clave en el triunfo misionero, quien contó el sueño familiar que cumplió al ponerse la camiseta de Goes.

Sobre el juego dijo: “Sabíamos que iba a ser un partido duro. Ibamos a tener que empezar desde la defensa, siendo clave para dejarlos en pocos puntos en los primeros cuartos. Eso fue fundamental para mantener la ventaja y a pesar de algún altibajo llevarnos el punto”.

De la defensa intensa del Misionero comentó: “Nostros sabíamos que sus armas principales eran Brian (García) y el extranjero chico (Marquardt) que generalmente tiran muy bien de tres puntos. Anulándolos pudimos llevarnos la victoria. Defender fue la clave de todo esto”.

Tuvo tiempo de hablar de uno de los extranjeros del equipo: “La calidad de persona que es Nestor (Colmenares) y como jugador es buenísimo tenerlo en el plantel. Es un líder. Con los más jóvenes tiene un trato especial, nos guía de buena forma y sabe manejarse en un equipo. De todas formas creo que puede dar mucho más de lo que dio, hay que aprovecharlo”.

Del plantel largo con que cuenta Goes dijo: “Es una ventaja. Todos los jóvenes pueden jugar, se notó en el partido que podemos entrar y darle algo al equipo. A lo largo del torneo nos va a ayudar mucho”.

Sobre el objetivo del club vaticinó: “Vamos a ir partido a partido, lo que venga después va a ser bienvenido. Obviamente vamos a ir por todo, pero siempre pensando objetivos cortos. Tenemos un lindo plantel, nos llevamos bien, pero no hay que enloquecerse con lo que va a pasar después”.

También tuvo tiempo de comentar lo especial que es para él jugar en el equipo de Plaza de las Misiones: “Mi abuelo hizo formativas en Goes, es hincha a morir del club. Uno de sus sueños era ver a uno de sus nietos jugando en el club y el sueño mío era cumplirselo a él. Fue una situación muy especial justo hoy que es el debut. Estoy muy contento y la victoria siempre va a ser para él “.

Finalmente confesó: “Jugar en un equipo grande del Uruguay que tiene mucha gente es divino. Yo nunca había jugado LUB y cuando recibí la oportunidad no la quise desaprovechar. También por la gente que está volviendo a la cancha, decirle que vamos a dejar todo”.