En cancha de Miramar, Deportivo Paysandú venció por 85 a 67 a Larrañaga, que nunca logró oponer resistencia.

El sábado, el partido comenzó con un doble de Camilo Colman para Larrañaga. Del otro lado, Paysandú no encontraba efectividad (falló sus primeros cinco lanzamientos), hasta que finalmente cayó un triple de Modernell (el primero de los 5 que puso en total). Con un resultado parcial de 3-2 a favor del local, el encuentro fue suspendido por problemas con el reloj.

El domingo, con un nuevo tablero electrónico, un nuevo doble de Colman reanudó el partido en la cancha de Santiago Gadea. González anotó y Paysandú tomó la ventaja, cuando fallos en el reloj volvieron a detener el encuentro. Por suerte, esta vez fue solo un susto y el partido se continuó con total normalidad. El local continuó lastimando desde el perímetro, sobre todo a través de los triples de Modernell, quien anotó dos consecutivos sobre el cierre para que el primer cuarto terminara con ventaja de 20-12 a favor de su equipo.

El segundo cuarto amaneció con ambos equipos errando mucho, tanto desde el perímetro como en el poste. Entonces, el que apareció con un triple fue “Cococho”, y el Paysa sacó una diferencia de 9 puntos, que lograría cuidar durante el resto del encuentro. Delgado intentó aguantar con la rotación del plantel, pero se vio obligado a tirar nuevamente a Maxi Nobile a la base. Un triple de Cancela dieron una pequeña esperanza a Larrañaga, que se apagó rápidamente con una bomba de Modernell del otro lado. El segundo cuarto se cerró con ventaja de 37 a 24 a favor de Deportivo Paysandú.

Los dirigidos por el “Bicho” entraron al tercero con Arellano en la base y Carvidón en la pintura, ambos fundamentales en sus respectivas tareas. Larrañaga se vio obligado a defender e intentar correr la cancha, pero no dio resultado. Otro triple de “Cococho” obligó a Delgado a pedir minuto, del cual el equipo no volvió mejor. Cuando Da Silva se hizo fuerte defendiendo a Modernell, a lo que sumó un triple, su DT lo envió al banco nuevamente, algo que no generó simpatía en los allegados del club. El ingreso de Martinis fue el que cambió todo en Deportivo Paysandú. El “Bicho” le dio la confianza y él respondió, primero con un triple y luego con una jugada de 2+1. Finalmente, el tercer cuarto terminó con el Paysa ganando por 59 a 44.

El último cuarto fue más de lo mismo. Larrañaga intentó presionar, defendiendo en toda la cancha, pero no encontró los resultados esperados. Deportivo Paysandú mantuvo la tranquilidad y pudo cerrar el juego sin mayores dificultades. El resultado final fue de 85 a 67.

LO DESTACADO

Una locura el partido que jugó Juan Modernell. El primer tiempo fue insoportable anotando desde el perímetro. En el tercer cuarto, Larrañaga cambió el plan para defenderlo y pudo bajarle el goleo, pero el 20 generó y repartió para sus compañeros. Terminó el partido con 24 puntos (5/8 en triples), 8 rebotes y 6 asistencias. En su debut en la DTA, Modernell tuvo una actuación destacadísima, que valió la ovación de toda la parcialidad del Deportivo Paysandú.

UNO x UNO

Arellano (7): Condujo a su equipo a la perfección. Aportó tranquilidad y seguridad en los momentos más calientes. Modernell (8): Destacado. Cabrera (4): Nunca terminó de entrar en partido. González (6): Le costó enganchar, pero cuando lo hizo fue importantísimo. Carvidón (6): Trabajo sucio, silencioso, y fundamental. Defendió notablemente en la pintura, sobre todo cuando tuvo que anular a Cabillón. Crócano (5): Correcto. Aportó en defensa durante los minutos que Carvidón salió a descansar. Pérez (5): Al principio le costó generar desde la base. La confianza del “bicho” hizo que creciera y mejorara su rendimiento. Álvarez (6): Apareció para poner un par de triples y dar una mano en defensa, siempre con la sonrisa intacta. Martinis (7): El mejor viniendo desde el banco. Aportó puntos, rebotes, y hasta una jugada de 2+1 que hizo estallar a la hinchada del Paysa. Blazina y Rama (): Escasos minutos en cancha. Silveira (7): Controló de gran manera el encuentro. Rotó bien el plantel y dio mucha confianza a sus dirigidos.

_______________________

Nobile (5): De lo mejor de su equipo. Larrañaga sufrió mucho los minutos que no lo tuvo en cancha. Sosa (3): Salió cuando promediaba el primer cuarto y prácticamente no volvió a jugar. Colman (5): Por momentos fue de los que más buscó e insistió, y por momentos se enroscó demasiado con lo que pasaba afuera del rectángulo. Cabillón (4): En ataque le costó muchísimo encontrar su juego. Terminó con apenas 21% de efectividad en tiros de campo. En defensa pudo aportar un poco más. Pintos (4): Hizo un buen trabajo defendiendo su pintura. Cancela (5): Notable ingreso, tanto en ataque como en defensa. Delgado (4): Aportó intensidad y energía. Da Silva (5): Estaba haciendo un buen trabajo defendiendo a Modernell cuando le tocó volver al banco. Mereció más minutos. Lewis (3): Le costó meterse en partido. Abdala (3): Al igual que el anterior, nunca pudo hacer pie en el partido. Navarrine (): Escasos minutos en cancha. Delgado (4): Por momentos se dejó ganar por el malhumor. No consiguió cortar con la intensidad que le planteó Paysandú durante los 40 minutos.

VAR

Correa, Larrosa y Leiton (6): Correcta actuación de la terna. El sábado no dudaron en suspender el partido cuando el reloj no respondía. El domingo llevaron de gran forma un encuentro que parecía que podía desbordarse de un segundo a otro.  

_______________________

LO DISTINTO

Distinto, ¿o no TAN distinto? El sábado el reloj dio problemas y llevó a la supensión del partido. Entonces, no hubo más remedio que instalar uno nuevo para poder llevar adelante el encuentro. Todo se resume en un grito de un allegado de Larrañaga: “¡Qué lindo! ¡Se extrañaba la DTA!”