Finaliza la ronda de entrenadores con Germán Fernández, quien nos cuenta cómo se encuentra Hebraica Macabi para encarar la Liga.

Venías de dos temporadas en Trouville, ¿cómo te recibieron en esta nueva etapa?

Estoy muy contento trabajando acá y con las condiciones de entrenamiento que tenemos. En cuanto a la realidad deportiva, encontré un club que venía de una Liga muy buena (la penúltima) y otra no tanto con los problemas por el COVID. Representa un desafío para mí, por el hecho de cambiar un poco la energía y armar una estructura de plantel competitivo. Para eso incorporamos dos jugadores importantes como Barriola y Batista que se sumaron a los que ya estaban.

¿Cuánto influye no hacer de locales en una cancha propia?

A pesar de no tener nuestra cancha a disposición, buscamos ir a practicar a Larre Borges lo máximo posible. La otra opción era Trouville, pero se hacía difícil combinar los horarios en Chucarro. Creo que después de no haber jugado en las canchas de los clubes, las localías pueden volver a pesar para este torneo. Incluso a muchos extranjeros les resultaba cómodo estar todo el torneo en Biguá y sin público. Con los amistosos pretendimos recorrer canchas, para que ellos también se fueran adaptando.

¿Cuán conforme estás con la preparación y los amistosos que disputaron?

Al tener muchos jugadores en El Metro se nos complicaba hacer 5×5. Decidimos suplirlo con más amistosos, para ir probando cosas y medirnos con los rivales. Por eso tuvimos amistosos con Urupan, Defensor, Goes, Capitol, Malvín y Biguá. Recién esta última semana tuvimos el plantel completo, como para preparar el debut.

Barriola fue campeón y Batista estuvo recientemente en Hebraica. ¿Cuánto pueden darle a este grupo?

Batista va a ser el mejor interno viniendo como reemplazo de toda la Liga, estoy seguro que lo puede cumplir. Barriola brinda soluciones, defendiendo perimetrales grandes o internos abiertos. En principio vienen como recambio, en un esquema de minutos repartidos. Luego dependerá de los rendimientos y momentos del juego. Aportarán su experiencia, especialmente en situaciones críticas. Están trabajando muy bien, siendo solidarios para que a Macabi le vaya bien. Desde que conversamos con ellos, les explicamos claramente cuál sería su función. Más allá de que no sean titulares, actualmente es más importante quiénes cierran que los que arrancan.

Semiglia se convirtió en la ficha franquicia de Macabi en las últimas temporadas, a partir de sus rendimientos. ¿Qué rol va a tener Gastón en tu estructura?

El año pasada tomaba muchas decisiones, porque era necesario que cargara con la ofensiva. La idea es que sea más preponderante producto de encontrar mayor compañía y espacios. Natesan lo va a ayudar en ese aspecto. Buscamos regular el tiempo en cancha de Semiglia, para que no tenga que estar los 35 minutos desgastándose. En lugar de necesitar todo el tiempo el balón, será aún más influyente cuando aparezca.

Además de los foráneos, ya tenías a los jóvenes que estaban en el club. ¿Cómo encontraste a Galletto, Terra, Oyenard y Ambrosoni?

Los bases tienen talento como para consolidarse en este nivel. Galletto viene de un gran Metro y Terra se recuperó muy bien de la lesión. Oyenard y Ambrosoni se encuentran en otra etapa, de ir ganando lugar a partir del trabajo que hacen. Nos van a brindar intensidad y defensa.

¿Cuál es el aporte que le pueden otorgar los extranjeros Gokul Natesan, Billy White y Gerard Devaughn?

Devaugn es un pivot grande, pero que puede compartir cancha con Batista. Cuenta con tiro de cuarta distancia y es un profesional muy solidario. White es naturalmente un ala pivot, que tiene talento ofensivo también. Natesan es un generador de juego, con buena mano de tres puntos. Necesitamos acoplarlos para que se sientan importantes. Deberán entender que acá se hace muy físico y que a veces se permite el contacto.

La mejor versión del Trouville que dirigiste fue con muchos pibes, defendiendo duro y con un alto nivel colectivo. ¿Buscas algo parecido en esta experiencia?

La intención es tener un par de jugadores por puesto, para llegar a 10 en la rotación. Contamos con Barriola, White y Oyenard que son polifuncionales también. La idea es que tengan minutos y sean de calidad, después los rendimientos definirán. Por lo visto hasta ahora en los amistosos, la mayoría pretenden ampliar el plantel, por lo menos para la primera parte del torneo. Después en playoffs es normal que eso se acorte, pero extenderlo hace que se llegue más fresco a la etapa decisiva.

¿Cómo querés que juegue tu equipo?

Con una primera línea intensa con minutos cortos y de calidad. En ofensiva contar con varias manos que aporten, idealmente con cuatro o cinco en el doble digito para no depender de una sola vía de gol.

¿Cuál es el objetivo del club para esta temporada?

Nos encantaría poder llegar a playoffs y estar en la definición del torneo. Igualmente tenemos que ir construyendo para aspirar a algo así. Es difícil definir los 8 porque hay 12 que están muy parejos. Incluso Aguada que es candidato arranca de atrás por sanción. Las localías también influyen para bien o mal, según cómo arranquen los equipos.

El fixture marca que el debut es el lunes en el Palacio ante Peñarol. Después les toca con Malvín, Olimpia y Biguá. Parece un comienzo duro. ¿Qué esperás para ese arranque?

Nos tocó difícil de arranque. La realidad es que si nos va bien en la primera etapa, sorteando escollos y sumando puntos, la confianza se va a elevar. A veces con rivales a priori más accesibles de movida, luego se torna en un cierre más complejo. Por otro lado, tampoco hay equipos tan débiles.

¿Quiénes son los candidatos al título?

Hasta que no arranque y estemos completos en cancha, va a ser difícil pronosticar. Biguá parte con ventaja, por mantener la estructura y no haber cedido muchos al Metro. Peñarol tiene a los extranjeros desde hace tiempo entrenando juntos, por lo que también tiene una gran preparación. Aguada, por las contrataciones y el talento, también tiene un lugar de privilegio. El resto dependerá de cómo arranquemos y nos vayamos aceitando.

Nuevamente se modificó el formato de disputa. ¿Te gusta que sean dos ruedas y todos contra todos?

Me parece lo más justo por jugar a dos ruedas, de local y visitante. Y si bien la pandemia parece más controlada, nadie está exento. Al ser más partidos, cualquier problema da un poco más de margen de recuperarse que en una rueda. El play-in no sé si es lo mejor, porque después de 26 partidos arriba puede dejar conjuntos afuera de playoff. Aunque por otro lado, otorga una posibilidad más de competir a los que vienen más abajo.