Turno de Federico Camiña en la ronda de notas previas al comienzo de la LUB. El DT de Malvín habló sobre la última edición del Metro, así como de la realidad del “playero” de cara a la próxima temporada.

Siendo un DT que conoce El Metro como pocos (6 ascensos), ¿cómo vio el de este año?

Fue un torneo parejo, muy intenso, y lamentablemente con muchísimos jugadores lesionados. Creo que en los momentos de Playoffs, sobre todo en semifinales, se pudo ver la mejor versión de los equipos.

Sobre Malvín, le tocó llegar a un club después de los 15 años de Pablo López. ¿Cómo fue recibido? 

Fui muy bien recibido por todos los que están involucrados en la vida diaria del club. Mi integración se dio de una manera normal y natural. Con el tiempo me fui adaptando.

¿Cómo evalúa la última participación de Malvín en LUB?

El equipo fue competitivo de principio a fin, que fue lo que buscamos. La realidad económica del club llevó a que diéramos algunas ventajas en la integración del plantel, pero el equipo se adaptó a esta y a otras cosas que nos fueron pasando durante todo el torneo. Mostramos un estilo de juego y tocamos niveles altos en algunos de los puntos, por ejemplo en el ritmo y en la ejecución. Trabajamos con mucho compromiso desde el primer día y nos sobrepusimos a una cantidad de cosas que nos pasaron.

Sobre la próxima LUB, ¿cómo viene la preparación del equipo?

Comenzamos con la pretemporada el 1° de setiembre. Venimos cumpliendo con lo proyectado en todos los aspectos que hacen a la preparación. Estamos dándole la forma final al equipo para encarar la competencia. Uno de los extranjeros no pudo sumarse al equipo por problemas personales, y su reemplazo llegó el miércoles (13 de octubre). Recién ahí pudimos trabajar con el plantel completo.

¿Siente que dan ventaja al jugar con cuatro fichas mayores?

Siempre es dar una ventaja no completar todos los cupos posibles, comparándolo con otros equipos que sí lo hacen. De todas formas, debemos adaptarnos a la realidad que se vive hoy en el club, direccionar los recursos humanos y económicos al servicio del equipo.

¿Cuánto cree que va a influir el hecho de volver a jugar con público en las canchas de los clubes?

Todos estamos acostumbrados a jugar con público, así que va a ser algo muy lindo que la familia pueda volver a las canchas, a disfrutar otra vez de una competencia intensa como lo es nuestra Liga. Además, es algo que tiene que ver también con la vida diaria de los clubes, con el arraigo, la pasión por los colores y una cantidad de cosas más.

¿Cuál es el objetivo de Malvín para esta temporada?

Tener un equipo competitivo, que represente a Malvín como el club lo merece. El torneo se va a encargar de situarnos en la posición que nos corresponda.