El grupo A de la Liga Uruguaya de 3×3 tuvo una nueva jornada en la rambla, con sentimiento agridulce para Olivol Mundial, pero que sigue firme peleando por clasificar a la instancia final. Tras la doble jornada Básquet Total habló con Luca Otatti pieza vital para el momento del mundialista.

Otatti analizó la mañana de sábado del equipo con una derrota ante Urupán y el triunfo ante Urunday: “Comenzamos mal el día, fue una derrota dura y necesitábamos este triunfo para seguir peleando arriba con los demás equipos, por suerte pude anotar un par de puntos importantes en el final que sirvieron para ganar.”

El partido ante Urunday fue muy parejo hasta el final y además el último de la jornada de primera división sobre las 11 de la mañana: “Se sintió muchísimo el sol, la verdad que en por momentos te agobia y la cancha tampoco está muy bien, te resbalas bastante y hay que estar atento al juego y pensar de ‘tengo que pisar y frenar fuerte’ porque sino te vas de largo. Por suerte se ganó al final que es lo importante.”

Consultado sobre esta disciplina y la adaptación de Olivol al 3×3 Luca dijo: “Nos estamos acostumbrando al juego, a defender, sobre todo, para poder más que nada llegar a la ayuda al lado contrario para poder cerrar alguna penetración del rival. Vamos solo 6 partido contando los amistosos y los oficiales, de a poco nos vamos sintiendo más cómodos.”

La adaptación también se busca con los entrenamientos con sistemas diferentes al básquetbol convencional: “Es diferente porque acá siempre es una marca 1 a 1, es casi imposible hacer una marca que no sea personal. En ataque nos gusta aplicar el pique al lado contrario y dejar al mejor tirador del otro lado. Porque instintivamente vas a defender a dónde está la pelota y al haber dos jugadores de un lado ya tenés dos defensas y al hacer eso en una penetración siempre te va a saltar la ayuda y siempre te va a quedar el tirador solo.”

Consultado sobre su opinión acerca de la Liga 3×3 dijo: “Esta muy bueno el torneo, es una disciplina olímpica así que me parece fantástico que se le de importancia. Además, al ser un torneo nuevo te da la posibilidad de participar más y practicar mucho el 1×1, dado que es un juego mucho más individual y no tan colectivo como un 5 vs 5.”

Para finalizar le consultamos a Otatti si pensaba que podría llegar a convertirse en un juego profesional y dónde haya jugadores que se dediquen al 3×3: “Ojalá que eso se de, que haya jugadores dedicados a un 3×3 y otros al 5×5, al ser disciplina olímpica puede que muchos quieran dedicarse a este tipo de básquet, es diferente al convencional, pero es muy divertido de jugar”.