Remeros metió un puntazo al quedarse con el invicto de Hebraica y Macabi, para ilusionarse en grande en esta Liga Femenina. Pía Moyano fue figura y tras el encuentro, habló con Básquet Total.

Comenzó dejando sus primeras sensaciones del importante punto obtenido: “Nos enfocamos en el trabajo defensivo toda la semana y sabíamos que a partir de ahí íbamos a fluir en ataque. Hoy me tocó a mí, el fin de semana pasada no había tenido unos buenos partidos de afuera. Hoy entraron, ya cuando las primeras entran la cabeza cambia también, eso ayudó un montón. El equipo también fue inteligente, cuando era el momento de ir a abajo, jugamos abajo, cuando era el momento para Nina (Tiscornia) o para mí, jugamos afuera. Eso se nota en el resultado, en el trabajo de todas”.

Ornela Bacchini llegó a debutar en la doble fecha pasada y ya dejó su huella en nuestra Liga. De la llegada de la argentina, Pía dijo: “Ornela fue una incorporación fundamental, creo que no hay otro equipo que tenga dos buenas grandes abajo. Nos permite esa rotación, conmigo jugando afuera o adentro, dependiendo donde esté el momento. A lo último estuvo cambiando, dependiendo de la defensa o el ataque con una chinca, que era Sylvie (Bouissa). Además si tiene que bajar la cola y defender a una chica, está para eso también, no sólo para estar ahí abajo, es fundamental. Sobre todo es una buena persona y nos ha ayudado un montón”.

Remeros esta temporada agregó mucha intensidad en un perímetro que ya era muy intenso. A partir de ahí, sumó 16 puntos de contraataque, en momentos en los que supo abrir las ventajas: “Esas piernas intensas ahí arriba permiten correr. Nina es muy rápida para robar, también lee muy bien el juego. Leti (Menéndez), ni que hablar, Mari (Álvarez) cuando entró lo dio y Anto (Mazzoni) también. Lo importante es que todas aportan desde el lugar que sea. Desde el banco, de entrar un minuto o cuarenta. Eso es un fundamental”.

Malvín la próxima fecha y Bohemios en la última parecen ser los puntos pesados de Remeros para clasificar a Copa de Oro y acerca de estos, se refirió Moyano: “Nos quedaron todos los rivales de la Copa de Oro a lo último. Estamos preparadas para eso, obvio que esto nos da confianza pero a no creérsela. Esto es un empujón, pero nada dice este partido. A seguir trabajando, Malvín es otro equipo, otra cabeza, también tiene experiencia. Así que seguiremos entrenando y armándonos”.