Con un gran cierre de Mateo Giano, Stockolmo derrotó a Unión Atlética en alargue y logró el ascenso a la Liga Uruguaya. 

Por el segundo juego de la serie de semifinales de El Metro se volvían a ver las caras Unión Atlética y Stockolmo. Los primeros estaban obligados a obtener la victoria para forzar un tercer partido, mientras que los segundos, en caso de lograr un triunfo conseguirían el ascenso a primera división luego de 27 años. Daniel Lovera presentó un quinteto conformado por Joaquín Dios, Federico Ambrosoni, Felipe Trusich, Antonio Bivins y Nicolás Delgado. Por su parte, los comandados por Gonzalo Fernández saltaron a la cancha con Juan Andrés Galletto, Nicolás Pereyra, Anthony Danridge, Pablo Gómez y Mauricio Arregui. Los encargados de impartir justicia fueron Alejandro Sánchez Varela, Gastón Rodríguez y Christian Barreiro.

El encuentro disputado en el Palacio Peñarol presentó un inicio netamente favorable al conjunto azulgrana, que corriendo la cancha y con un buen aporte ofensivo de los pibes del club, Joaquin Dios y Federico Ambrosoni, conseguía abrir una prematura ventaja de diez unidades (17-7), que obligaba al entrenador rival a quemar su primer minuto de tiempo. El azul del Prado tenía serios problemas defensivos, mientras que en el otro costado del rectángulo dependía en exceso de lo que pudieran generar individualmente tanto Juan Andrés Galletto y Anthony Danridge. Un triple de este último quebró la sequía desde el perímetro de la “S”, que no había podido anotar desde más allá de los 6.75 metros en sus primeros nueve intentos, siendo Galleto el más peleado con el aro en dicho rubro con un 0/5. En el arranque del segundo cuarto, los de Castro y Pena continuaron abusando del lanzamiento exterior, cuando atacando el aro habían sacado los mejores dividendos. Con un buen ingreso desde el banco de suplentes de Felipe Rodríguez, siendo agresivo en defensa y dando una gran mano en ataque, los de la calle Velsen lograban aumentar la diferencia en el tanteador. En el peor momento, cuando su adversario le había sacado 16, Stockolmo colocó un parcial de 10-0, que le daba la posibilidad de achicar la brecha de cara al descanso largo. En una de las últimas jugadas de la etapa inicial, Antonio Bivins cometió su tercera falta personal, comprometiéndose para el resto del partido.

Al comenzar la segunda mitad los de Nuevo Malvín se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 31 a 25. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite similar al del cierre del primer tiempo, en donde la “visita” terminó de concretar la reacción, poniéndose a un punto con un gol y foul de Tony, que falló el libre que podía haber igualado el score en 32. En el tercer cuarto, ambos equipos tuvieron su momento de nerviosismo, dejando en clara evidencia lo mucho que tenían en juego. Al finalizar dicho periodo, el azulgrana tenía a su favor una ventaja de dos unidades, por lo tanto, en los diez minutos finales se viviría una verdadera batalla. Con cinco puntos al hilo de Mateo Giano, los dirigidos por Gonzalo Fernández lograban pasar a ganar, algo que no sucedía desde la primera ofensiva del match. Precisamente, dos libres del sanducero a falta de 4:39, le permitían a los del Prado sacar una renta de cinco tantos (54-49), que le ponía muchísima presión a la UA. Los comandados por Daniel Lovera intentaron hacer un último esfuerzo, con mucho amor propio y con aquello que el hincha siempre le pide a los jugadores. Para el final, ambos equipos se guardaron lo mejor. Una bomba desde la esquina de Nicolás Pereyra, ponía dos arriba a la “S”, pero en la recarga un doble de Bivins igualaba el score en 64 con 19 segundos por jugar. Super Tony pudo ser nuevamente el héroe, pero esta vez, la bola no quiso entrar y el encuentro se fue al alargue.

En el inicio del tiempo suplementario, Felipe Trusich metió un triple y un doble, que ponían a Unión Atlética arriba por cinco puntos. No obstante, el azul respondió con un 10-0 contundente, de la mano de un inspirado Mateo Giano. A pesar de sufrir más de la cuenta en los instantes finales, los de Fernández terminaron cerrando el partido con libres de Pereyra. Finalmente, Stockolmo se quedó con el triunfo por 79 a 75 y de esa manera logró el ascenso a Liga Uruguaya 2022/23, volviendo a primera división luego de 27 años. En el ganador se destacó la actuación de Juan Andrés Galletto, que anotó 23 puntos y atrapó 5 rebotes, secundado por Nicolás Pereyra con 20 tantos. Por el lado del perdedor, Antonio Bivins aportó 21 unidades y 14 rebotes.

 

EL GRITO

“Vamo arriba nosotros carajo”

Promediando el segundo cuarto, Stockolmo la pasaba realmente mal, ya que se encontraba 16 puntos abaja en el marcador, siendo ampliamente superado por Unión Atlética. Sin embargo, en los últimos dos minutos de la etapa inicial, los del Prado colocaron un parcial de 10-0, que les permitía ponerse en partido de cara al complemento. Cuando los equipos se retiraban rumbo a los vestuarios, Gonzalo Fernández sacó a relucir toda su pasión y moviendo los brazos, se dirigió efusivamente a su hinchada ubicada en la tribuna de la calle Magallanes.

UNO x UNO

Dios (5): Tuvo un pasaje del juego en el cual fue importante, poniendo una par de bolas desde el perímetro. No estuvo del todo preciso a la hora de generar oportunidades para sus compañeros. Atrás sufrió muchísimo, tanto cuando le tocó defender a Galletto como a Pereyra. Ambrosoni (5): Arrancó con toda la furia, sobre todo a a hora de explotar el ataque rápido. Ante defensa plantada le costó una barbaridad. El no salir en todo el partido le terminó pasando factura en el cierre. Trusich (4): Pasó totalmente desapercibido durante los 40 minutos iniciales. En el comienzo del alargue apareció con cinco puntos consecutivos, pero no pudo mantener la intensidad. Bivins (7): A pesar de no meter una bola de afuera, fue de los que más quiso en la UA. Cuando se dedicó atacar el aro le generó muchos problemas a Stockolmo. Delgado (5): En el poste bajo marcó diferencias, ya sea definiendo él o asistiendo. Cometió un error importante al decirle a su entrenador que pidiera el challenge rule en una jugada en la que no existió la falta que pedía. Rodríguez (6): Su primer ingreso fue sumamente productivo. Tal vez, pudo tener algún minuto más en cancha, más que nada cuando su equipo perdió la diferencia en el score. Acosta y Martínez (-): Escasa participación. Lovera (5): Su equipo jugó un buen básquet durante gran parte de la etapa inicial. La zona por momentos le dio buenos resultados, pero el final del partido no tuvo el mismo efecto.

_______________________

Galletto (8): Es un placer verlo jugar noche a noche. El jugador con más talento del torneo. Hoy abusó del lanzamiento exterior, pero lo compensó con todo lo bueno que hizo en los otros rubros del juego. Pereyra (7): No venía teniendo una gran actuación. Sin embargo, apareció en el momento más caliente del partido, poniendo triples importantes. Fue una bestia en el costado defensivo, siendo uno de los máximos reboteros de su equipo a pesar de ser el más bajito. Danridge (6): En la nota posterior al partido su entrenador dijo “tenemos al mejor jugador del torneo que hoy fue un desastre”. Puede ser que no haya sido su mejor noche, pero Super Tony siempre aporta cosas interesantes, ya sea atacando el aro u generando espacios que termina aprovechando el resto del equipo. Gómez (4): Con la lesión de Curbelo se le dio la oportunidad de jugar mucho más minutos de lo habitual. No se involucró en ataque ni tampoco logró ser importante atrás. Arregui (5): Se fumó los 45 minutos en cancha. Si bien no repitió actuaciones anteriores, nos regaló una de las mejores jugadas del torneo con una hundida soberbia sobre la marca de Felipe Rodríguez. Giano (9): El Destacado. Le cambió radicalmente la cara a Stockolo con su ingreso. Entre el último cuarto y el alargue jugó literalmente en pelotas. Pereira (7): ¿Puede haber jugado un partidazo un tipo que anotó puntos?. La respuesta es sí. Lo que hizo en defensa fue impresionante, sobre todo en la reacción. Fernández (8): El padre de la criatura. Llevó al ascenso a un equipo que en la previa no aparecía entre los principales candidatos. Lo que no pudo lograr el año pasado lo hizo en este.

VAR

Alejandro Sánchez Varela, Gastón Rodríguez y Christian Barreiro (5): Tuvieron un primer tiempo prácticamente sin errores, en el cual llevaron el juego con mucha sobriedad. En la segunda mitad cometieron un par de errores de apreciación, siendo el más grave la falta no cobrada de tres sobre Felipe Trusich en una de las últimas jugadas del alargue. 

_______________________

LO DESTACADO

Como se suele decir popularmente, el parto venía de nalga para Stockolmo. Llegó a perder por 16 puntos y en varios pasajes del juego se vio claramente superado por su rival. Sin embargo, en el peor momento, encontró en Mateo Giano una figura importante, que desde el banco de suplentes aportó soluciones en ambos costados de la cancha. Entr el último cuarto y el alargue, el sanducero anotó 16 puntos, incluyendo un par de triples que terminaron de encaminar la victoria de los del Prado. El número 9 terminó el partido con 19 puntos, 2 rebotes, 4 asistencias y 1 robo, para una valoración de 14. 

EL TERMÓMETRO

El regreso del público a la cancha le dan un color y un calor especial a los partidos. En la jornada de hoy, ambas hinchadas cantaron durante todo el partido e incluso por momentos, provocaron alguna respuesta por parte de los protagonistas. Cuando finalizaba el primer cuarto, los parciales de Stockolmo le gritaron alguna cosita a Nicolás Delgado cuando iba a lanzar dos tiros libres. El primero quedó corto, mientras que el segundo fue adentro. El popular “Tico” miró fijo para ese lado, tiró un besito, una guiñada y para cerrar un risita socarrona. El folklore del básquet en su máxima expresión.