Por la cuarta jornada de la Liga ACB, Lenovo Tenerife de Bruno Fitipaldo perdió como visitante ante el Real Madrid. 

En el WiZink Center se citaron madridistas y canarios, estos últimos con el uruguayo desde el arranque. Los dueños de casa tuvieron a un Hanga intratable y a Heurtel muy fiable desde el triple para sacar una pequeña renta. Los de la Isla se repusieron respondiendo desde los 6.75 con Fitipaldo como estandarte y pudieron dar vuelta el tanteador. En la recta final, Hanga y Heurtel, más los aportes de los internos hicieron que el tanteador estuviese a su favor en cifras de 25-18 al cabo del primer cuarto. 

En el segundo chico, los blancos tuvieron un estupendo arranque de Abalde y Alocén, que sumado a los tiros exteriores de Llull le permitieron obtener una buena ventaja. Los triples de Tenerife en manos de Fitipaldo, Rodríguez y Salin lo pusieron en juego nuevamente. En los últimos minutos de la primera parte, los dirigidos por Pablo Laso tuvieron en Nigel Williams-Goss tuvieron una buena arma goleadora, pero Salin y los tiros desde el más allá le permitieron a los de Txus Vidorreta mantenerse a tiro y cerrar el primer tiempo abajo 40-35. 

El complemento encontró al tándem Yabusele-Tavares muy fuerte en su arranque para sacar más diez de ventaja en los primeros minutos. Los de las Islas Canarias encontraron la reacción en las manos del ex Malvín y en los posteos de Guerra. En un pasaje marcado por los libres, los tenerifeños aprovecharon Plata para acercarse con un buen aporte de Gamble. Otra bomba más del base de nuestra selección cerca del final del cuarto dejó todo muy entreverado, haciendo que la distancia se acorte y dejando el marcador en cifras de 58-54. 

El periodo final tuvo un inspirado arranque de Poirier en el conjunto blanco, haciendo que la distancia vuelva a ser de dos dígitos. Pese a que Gamble y Guerra quisieron recortar la brecha, el último cuarto del pívot madridista fue realmente buena, volviendo locos a los defensas y siendo infalible desde los tiros libres. Los dueños de casa no lo terminaron de liquidar y Lenovo Tenerife se aferró a Huertas, junto a los triples de Salin para ponerse a dos posesiones. Los libres en el final jugaron un papel preponderante y estando ocho arriba, una bomba de Yabusele cerca del fin terminó de sentenciar el trámite. El juego se cerró en 86-77. 

En el ganador se destacó la figura de Guerschon Yabusele con 15 puntos y 7 rebotes, seguido por Vincent Poirier con 14 y 4 rebotes. En el perdedor, se destacó la figura de nuestro compatriota Bruno Fitipaldo, quien se despachó con 24 unidades (⅓ en dobles, 7/13 en triples y 1/1 en libres), 5 rebotes y 4 asistencias en 34:14. 

Con esta derrota, el equipo de la isla queda con un récord de 2-2 y se ubica en la posición número 14. 

El próximo partido de Lenovo Tenerife será el miércoles 6 en el marco de la Basket Champions League, donde debutará visitando al SC Prometey ucraniano.