Hebraica y Macabi se quedó con un juego importantísimo ante las multicampeonas Malvín, mantiene el invicto en el certamen gracias a gran rendimiento de Joaquina Gregorio y el aporte de Martina Mariño que llegó desde el banco para galardonarse. 

Crónica del partido

Las macabeas comenzaron mejor el encuentro gracias a su presión de defensiva. A través de la misma mantuvo a su rival sin anotar dos minutos y medio y en ofensiva Joaquina Gregorio gravitaba con su velocidad. Con el correr de los minutos las playeras apostaron al juego interior y de esta forma la debutante Johanna Puchetti empezó a gravitar de frente y de espalda al aro. Hebraica modificó su estilo de juego y apostó a correr la cancha y de la mano de Ana Paz encontró soluciones. A la hora de defender, la zona provocó errores en su rival y con los espacios generados se apoderó de los primeros 10 minutos por 19 a 14.

Martina Mariño vio acción comenzando el periodo y le dio a Hebraica tremenda mano. La juvenil le aportó desfachatez al meticuloso engranaje macabeo y se convirtió en una nueva arma ofensiva. No solo le dio gol en carrera si no que además aportó con su tiro exterior. En la recarga las playeras lograron mejorar el rendimiento colectivo. La vuelta de Puchetti sirvió para volver a colocar la bola bajo el aro y la argentina sumaba desde esa zona de la cancha. Sabina Bello se convirtió en un pilar fundamental para que Malvín detenga el envíon amarillo y empiece la remontada. En el cierre, los sistemas de las dirigidas por Juan Pablo Serdio dieron resultado y Florencia Somma fue clave para poner un parcial de 15 a 3 e irse al descanso perdiendo pr mínima por 34 a 33.

Tras el parate largo Malvín salió con otra postura al rectánuglo y con un triple tempranero de Emilia Larre Borges pasó al frente. De ahí en más el encuentro se convirtió en un ida y vuelta constante. La intensidad propuesto por ambos planteles le dio velocidad y dinamismo al trámite del encuentro. La tranquilidad llegó de la mano de Natasha Dolinsky que con dos bombas desde la esquina volvió a poner en ventaja a las macabeas. El ingreso de Florencia Fernández fue importante y cambió la actitud de todo el equipo. A pesar de esto Gregorio estaba en el mejor momento personal y con plena confianza se hizo ama y señora del balón. La número 9 sacó todo su repertorio ofensivo y llevó a Hebraica a entrar al último cuarto ganando por 56 a 45.

En el periodo final Malvín comenzó mejor de la mano de Florencia Fernández. La mayor de las hermanas se hizo cargo de la bola y con dos triples, uno de cada esquina, se encargó de darle un poco de picante al juego que hasta ese entonces controlaba Macabi. Hebraica volvió a generar tranquilidad con la aparición de Romina D´Alesandro en la conducción. La “colo” se encargó de subir el balón, darle aire a Gregorio y manejó al equipo como quiso. Agustina Aceredo con un triple le volvió a dar incertidumbre al cierre y despertó el instinto ganador de todas las playeras. A pesar de esto reapareció Mariño para meter un triple en la cara de su defensa y volver a 10 puntos a falta de dos minutos para el cierre y ya cerrar las acciones. Los intentos de las playeras no llegaron a destino y las macabeas se quedaron con el juego por 74 a 63. 

 

EL PODIO

🥇

Martina Mariño dejó de ser una futura promesa en este Hebraica y Macabi. Vio todo el primer cuarto desde afuera y en el segundo cuarto le tocó ingresar y gravitar. Entendió absolutamente todo a pesar de su corta edad y se amoldó a lo que el equipo pedía. Velocidad, correr, dinamismo, moverse y defensa en los momentos claves. Además, no le tembló la mano cuando el equipo la precisó y terminó con 22 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia. Esta jornada se galardonó en la mejor universidad que tiene el básquetbol femenino en esta competencia. 

🥈

Hebraica y Macabi volvió a demostrar que está siendo el mejor equipo del certamen. No sólo ofensivamente si no defensivamente. Esta jornada ató de pies a cabeza a su rival y volvió a dar clase de como se juega en equipo. Pases extras, sistemas perfectos, zona 2-3 y todo lo que hay que tener en los momentos de quiebre. No es solo básquet champagne, también tiene el “barro” necesario que hay que tener para los momentos donde la pelota pesa el triple. Hoy Macabi una vez más demostró que está para grandes cosas. 

🥉

Johanna Puchetti llegó para aportar su experiencia a un plantel que cada vez se conoce más y no defraudó. La argentina lastimó como quiso en el primer cuarto mientras que mantuvo la regularidad durante todo el cotejo. A pesar de no conseguir la victoria, la nacida en la vecina orilla cumplió en su debut y demostró que con el correr de los partidos se puede convertir en una pieza importante en el andamiaje de las dirigidas por Juan Pablo Serdio. 

_______________________