En un partido de locos, la S venció a Danubio y forzó el tercer encuentro de la serie.

El partido comenzó parejo, con individualidades determinantes por cada lado. En Stockolmo, Danridge fue el responsable de asumir ofensiva tras ofensiva liderando a la “S”. Por su parte, Danubio encontró en el banco soluciones que le dieron una mano determinante en ofensiva, el ingreso tanto de Varela como de Andreoli fueron fundamentales para seguir tanto a tanto. Si bien los del Prado llegaron a sacar nueve de renta; Guido tiró un quinteto de cinco chicos para responder con un 8-0. El azúl, con buen cierre de Galletto y dos buenas defensas de Arregui, se fue al descanso ganando 38-32.

Ya en el amanecer del complemento, Stockolmo con un parcial de 15-0 de la mano de Galletto y Giano abrió la máxima de 18 unidades. Transiciones rápidas, altos porcentajes desde el perímetro y una inteligente lectura defensiva fueron las claves de este gran pasaje del equipo del Prado. Pero pero pero, Danubio reaccionó. Más anímicamente que a básquetbol. Bombazos de Planells, sumado a un par de intensas defensas, acortaron la renta que llegó a ser de 18, para que al final del tercer cuarto sea de once unidades, 58-47.

Cuando el match parecía inclinarse para el Prado, Stockolmó pinchó la bola para jugar con el reloj pero chocó reiteradamente con la zona. Se salió de su estilo y Danubio volvió a reaccionar. Tati Fernández agarró la guinda, se puso el equipo al hombro y asumió como si tuviera 36 años. La quemó. A eso se le sumó un descontrol ofensivo de Stockolmo que hizo de todo para que la franja le trajera el match. A falta de un minuto, Tati Fernández empató el partido. Luego de esto, Danridge asumió – como siempre – y a pesar de que ambos cometieron errores y todo lo posible para perderlo, Super Tony puso un libre, y en la recarga Danubio no pudo convertir. Fue victoria del azul, en cifras definitivas 67-66.

 

EL GRITO

“Se te viene la noche Stockolmo”

Fue el grito de un parcial danubiano en pleno silencio de La Unión, cuando con libres de Varela la franja se ponía a cuatro puntos.

UNO x UNO

Fernández (8): Su partido fue GOD. Sin él, Danubio hubiese perdido por 10 o más. Peeeero, no cerró de la mejor manera, también debe decirse. Álvarez (2): Se malhumoró rápido y se llenó de faltas más rápido aún. Nicoletti (7): Dio la cara. Como siempre. Clave para despertar al equipo en baches donde la noche venía fea. Mujica (2): Perdió casi siempre. No fue su noche. En la última defensa le tocó marcar a Danridge cuando no era el indicado para hacerlo. Chervo (3): Doble doble mentiroso para lo que nos tiene acostumbrado este animal. El sábado lo necesitan al 110%. Varela (6): Arrancó para quemarla y se fue quedando. Fue importante en la primera mitad cuando el equipo tenía menos gol que el Danubio de Castelli. Planells (6): El responsable de la primera reacción. Pudo y debió haber jugado más. Andreoli (5): Otro que debió tener más minutos, o al menos cerrar. Quizás no está al 100% desde lo físico, pero pudo ser una alternativa interesante para defender a Tony. Rossiello (-): Segundos en el rectángulo. Guido Fernández (4): No fue una buena noche de la guidoneta. No rotó como siempre y quizás pudo haber defendido la última de otra manera, sabiendo que el desnivelante 1×1 de Danridge iba a lastimar si o si a Mujica.

_______________________

Galletto (8): JAG, la purísima verdad. Nueva función del base, que a pesar de apresurarse por momentos, fue figura del triunfo azul. Pereyra (5): Clave para liberar a Galletto en la conducción. Danridge (8): Rutina de lo extraordinario. Te doy hasta que Tony deje de asumir en un final cerrado nos parece un piropazo. Arregui (7): Fundamental. Sin estar al 100% desde lo físico, se la bancó y aportó muchísimo en ambos tableros, principalmente “morfandoselo” a Chervo por momentos. Gómez (4): Correcto trabajo silencioso. Giano (8): Uf, otro que la quemó y fue clave en momentos determinantes. Damelo, eh. Pereira (3): Ni fu ni fa. Fernández (7): Supo que la ventaja siempre pasaba por los rompimientos de Tony. Generó e intento hacérselo saber constantemente a sus jugadores. Estuvo a una bola de irse para su casa.

VAR

Andrés Bartel, Alejandra Godoy y Marcelo Galli (3): Floja noche de la terna. Que no mantuvo criterio alguno durante los 40’ y en los Challenge en vez de despejar la polémica, en un par la agrandaron. Bartel fue el más correcto.

_______________________

LO DESTACADO

Juan Andrés Galletto. Indescifrable. Apurado. Pero jugadorazo al fin. Le puso un ritmo al juego que Danubio nunca pudo seguir. Hoy terminó con 19 puntos, 8 rebotes y 2 asistencias.

EL TERMÓMETRO

El momento caliente de la noche estuvo del rectángulo para afuera, cuando en el epílogo del juego, Seba Álvarez y Guido Fernandez tuvieron un fuueeeeerte cruce en el banco de suplentes danubiano, levantándose el tono e increpándose mutuamente. Discusión entendible en un contexto de playoffs y con el equipo que hasta ese momento, venía jugando mal. ¿Luego de eso? Reacción danubiana que estuvo a nada de llevarse el match.