Cuando menos lo esperaba, apareció Guillermo Souza en Playoffs. El entrenador le dio la confianza y el joven de Trouville dio lo suyo para que Sayago igualara la serie ante Cordón. Finalizado el juego dejó sus palabras. 

Para comenzar habló de donde viene, se describió y expresó que vino a buscar a El Metro: “Yo soy jugador de Trouville, tengo 19 años y vine a Sayago a ganarme mis minutos y ayudar al equipo en lo que pueda, me tocó estar afuera, pero por suerte ahora que el equipo me necesitó, pude aportar lo mío”.

“Siempre me dieron la confianza, me tocó participar tarde en el campeonato, pero no importa, por suerte la oportunidad se dio y pude demostrar que estoy para jugar. La verdad que Sayago es un club divino, me hace sentir muy bien y me integraron enseguida. El cuerpo técnico, jugadores y colaboradores son excelentes y como decía Mateo Dobliotti el otro día, Sayago es una gran familia” dijo de su estadía en el club.

Sobre el juego de la noche, marcó: “Entramos muy flojos en intensidad defensiva, el “Patita” buscó variantes con Bonet, Silva, Alfo y después yo, le dimos otra cara y pudimos cambiar el partido. Tenemos que mejorar mucho la intensidad de arranque por más que adelante no salgan las cosas, atrás tenemos que estar al 110% y repetir lo del segundo tiempo que es lo bueno que hay que llevarse de este juego”.

“Estamos para subir a la Liga. Lo demostramos durante el clasificatorio y trabajamos día a día para eso” sentenció Souza.