Con una bomba asesina de Joaquín Dios y un enorme partido de Antonio Bivins, Unión Atlética venció a Lagomar y puso la serie 1-0.

El match arrancó hermoso. La UA impuso condiciones desde el primer minuto, y con individualidades ofensivas en gran nivel, sumado a una intensa defensa colectiva, con Felipe Trusich asumiendo responsabilidades adelante, sumado al siempre gran aporte de Nicolás Delgado. Los de Lovera encararon el segundo cuarto ganando 22-14.

Pero ahí apareció una mejor versión de Lagomar, primero con Da Costa picantísimo desde el perímetro y generando juego a partir de su desnivelante 1×1, acompañado de Charlie Couñago, que ofensivamente fue fundamental para que el equipo de Rodríguez pase a dominar el match. La intensidad defensiva de Wohlwend viniendo desde el banco en su reingreso fue fundamental para cambiarle la cara al equipo y ser pieza clave para que su equipo se vaya al descanso ganando 43-38.

El complemento estuvo hermoso, cambiante y electrizante. La UA despertó y volvió a crecer en el juego y en el partido. Bivins como estandarte, Tico siendo clave y Dios apareciendo en momentos claves, fueron uno de los puntos altos en este pasaje del juego. Por otra parte, Bruni tuvo que asumir ante la salida de Newsome por lesión, haciéndolo de buena forma. El verde encaró el epílogo ganando por dos, 61-59.

Los últimos diez minutos de partido fue punto a punto, golpe por golpe, hasta que, a falta de 6 segundos, una bomba asesina, desquiciante de Joaquín Dios para pasar por uno. En la recarga, Lagomar sacó y tuvo la bola para ganarlo, jugó rápidamente para Da Costa que se posteó perfectamente y erró un penal increíble. Fue victoria azulgrana, en cifras 72-71.

 

EL GRITO

“Expúlsalo! Le pega una piña”

Fue el grito de Couñago a Dutra por la antideporiva del primer tiempo pitada a Antonio Bivins.

UNO x UNO

Couñago (5): Tuvo un enorme primer tiempo, se quedó y Lagomar lo sufrió. Wohlwend (5): Peleadísimo con el aro, pero generó un montón y le dio una gran intensidad defensiva. Da Costa (6): Era MVP, pero erró un penal en la hora que le baja considerablemente el puntaje. Amaral (3): Le tocó bailar con la más fea en defensa y por momentos lo padeció. Adelante tuvo un par de momentos de relevancia. Newsome (7): Dominó los dos tableros y en una gamba. Aplausos, Q. Cardozo (4): Dio soluciones defensivas. Bruni (4): Minutos importantes en la salida de Q. Rodríguez (5): Tuvo todo para ganarlo y en ningún momento supo cerrarlo.

_______________________

Dios (10): ¡Y todo el mundo cantó: “Joaquín Dios Joaquín Dios!” La mano de Dios… destacadísimo, pibe. Ambrosoni (6): Sin sumar tanto en el goleo, fue fundamental con su correcta conducción. Trusich (8): Jugador hincha. En esta nunca, pero nunca te deja a gamba. Corazón azulgrana. Damelo siempre eh. Bivins (9): No nació en Nuevo Malvín pero entiende todo. Le gusta el ringui ranga y va para adelante a lo loco. La Nro 6 lo debe amar. Delgado (8): Arañó el triple doble. Si, leyó bien: TRIPLEDOBLE. ¡Animalito, Tico! Martínez (4): A lo suyo lo llamaron y no falló. En defensa rinde siempre. Acosta (4): Buenos minutos de descanso en la conducción. Lovera (7): Se la rebuscó ante la escasa rotación. Supo leer ventajas y atacarlas. Viejo bicho.

VAR

Diego Ortíz, Julio Dutra y Gonzalo Paz (6): Correcta noche de la terna. Por momentos le costó mantener criterios, pero sacaron de buena forma el partido adelante, principalmente en el cierre.

_______________________

LO DESTACADO

En Nuevo Malvín nació, fue deseo de Dios… Ah, ¿No era así la letra? Mal nosotros. El tema es que vemos a este pibe, zurdo, con la 10 y con aquellos bien grandes como para ganar un primer juego de Playoffs y es imposible no cambiarle la letra a esa popular canción del Potro Rodrigo. Partidazo de Joaquín, que nuevamente demostró la jerarquía, futuro y principalmente, el sentido de pertenencia que tiene. Bomba ganadora, 12 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias para el GOD azulgrana.

EL TERMÓMETRO

¿Y cómo el momento caliente de la noche no va ser esa bomba? Es imposible. En una noche gélida en La Unión, el pibito que juega con la 10 en la UA se encargó de ponerle calor y prender fuego las redes para darle el primer punto de la serie al equipo de Nuevo Malvín.