Malvín superó con absoluta comodidad a Urunday Universitario y mantuvo su racha positiva en la Liga Femenina.

Crónica del partido

El primer cuarto Malvin marcó el trámite. Tras poner dos bandejas rápidas por parte de Bello. Sin embargo la Molina penetró, y colocó un doble rápido. Las playeras desde el perímetro y sólo poniéndo la pelota en la pintura, encontraron espacios que le dieron la oportunidad de seguir ampliando la ventaja en el score 12-2. Las estudiosas equivocaron caminos. José Mackiewicz tendió a pedir minuto para ajustar detalles en cada rotación y en la cortina. Urunday tras el minuto tendió a reaccionar e intentó tocar las dos esquinas para romper, pero Malvín firme en el 1×1 impedió que rompan la zona. Las corridas 1×0 eran un predominio por parte de las playeras. El primer chico se fue a favor de Malvin 33-4.

El segundo cuarto fue un calco del primero, y Malvín comenzó cerrar el juego. Las playeras continuamente jugaron un pick central y desde ahí encontraron espacios afuera, para que lleguen la manos de Agustina Aceredo y Ailen Sosa para abrir más diferencias en el score. Sin embargo, Urunday, no tendió a bajar los brazos y seguir intentando. Por parte del verde, colocó varias pelotas al poste pero fueron interceptadas por Malvín, que corrió la cancha. Sin embargo las estudiosas encontraron la mano de tres de Fiorella Garbarino y Sabrina Molina. El cuarto de fue el al descanso largo, en cifras de 66-14 a favor de Malvin.

En el tercer cuarto, Urunday intento generar un pequeña zona 2-3, pero no le duró mucho porque Malvín rompió y movió la bola por el perímetro para romper por el eje. El estudioso se vio obligado a modificar la marca a defensa individual. Sin embargo, la playa continúo corriendo la cancha 1×0 como lo hizo en los dos cuartos anteriores. Ambos entrenadores comenzaron a rotar sus planteles para darle ingreso a Fernanda Midaglia, Fiorella Martinelli y Paula Fernández. Mackiewicz le dió ingreso a Tania Orihuela y Victoria Rodríguez. Los últimos minutos tendieron a ser más abiertos, y cada protagonista se animó más atacar el aro y pudiendo sacar su tiro. El tercer cuarto se fue a favor de Malvin 92-20.

El último cuarto arrancó con gran intensidad por ambos elencos. Malvín continuó con el predominó de principio a fin. Sin embargo, Urunday intentó correr la cancha pero no pudo anotar. El azul siguió sacando ventaja amplia de 86 tantos, la máxima del encuentro. Urunday no se vio afectado por la diferencia y continúo generando desde el 1×1. Pero los robos eran todos de las playeras que corrían la cancha 1×0. El partido se lo llevó Malvín , en cifras de 128-26.

EL PODIO

🥇

Un grito que vino desde el banco visitante, “Vamos gurisas”. Un grito más haya de la ventaja en la cancha. Mostró un grupo unido y que cuándo las papas queman, las de afuera ayudan. Todos sabemos que importa tener un grupo colectivamente unido y todas tirando para el mismo lado. En más de una oportunidad, se han levantado para festejar algún que otro triple, recupero, y doble falta como el último de sus vidas, a pesar de la diferencia. El enojo es algo momentáneo pero una caída, no dice nada. Es un levantarme con mas fuerza.

🥈

Malvín fue de principio a fin, en un jugada casi de las últimas mostró para que está, y como se juega teniendo la casaca que defender. Una intensidad en primera línea de Sofía Guerra robó el balón y se lo dejó a Sosa 1×0, para que anote un doble más de la diferencia.

🥉

Malvín de movida, como no quiere la cosa. Si no fallo fue uno de los dobles más rápido. De movida, el azul cosechó los primeros puntos para abrir el marcador. La pelota le quedó a Bello y no paro cuando la defendían tres. Metió doble ritmo y depósito el caramelo en su sitio.

_______________________