Unión Atletica logró un enorme triunfo frente a Lagomar 80 a 72 con una gran actuación de Joaquín Dios que le permite posicionarse de buena manera pensando en los play in.

En una linda noche, la naranja fue al aire en la calle Villagrán donde había cosas importantes en juego. Ambos equipos contaron con bajas en su plantel; Por el lado de Lagomar, no estuvieron Martín Perdomo y Martín Larrea mientras que los de Nuevo Malvín no contaron con Nicolás Delgado, Matías Martínez ni Pedro Sansone. El encuentro comenzó equilibrado donde Unión Atlética se iba al frente con buen pasaje de Federico Ambrosoni, pero sin generar demasiado en ofensiva. Con el pasar de los minutos y con un trámite entreverado, fue Lagomar quien a partir de una defensa solida comenzó a correr la cancha para pasar al frente. El azulgrana era una máquina de perder pelotas y esto lo seguía capitalizando el conjunto de la Costa que gozaba de un gran pasaje de Newsome para poner un parcial de 10 a 0. Los de Lovera estaban sin ideas, Bivins se cargaba de faltas y en ataque equivocaban caminos. Sobre el final, un triple del recién ingresado Francisco Hormoza le permitía a Lagomar cerrar 16 a 6.

El inicio del segundo fue un deja vu con doble de corrida de Ambrosoni que sumado a una bomba de Joaquín Dios se convertían en los responsables de achicar. Sin embargo, los del balneario cortaron la reacción con triples consecutivos de Hormoza y Da Costa para tomar nuevamente el control de juego. Tan es así, que en un abrir y cerrar de ojos sacó 16 de máxima con buen pasaje de Cardozo y donde Unión Atlética pagaba carísimo los errores en ataque. Con el pasar de los minutos, el viento cambió. Dios se ponía el equipo al hombro con bombas y rompimientos, mejoró las pérdidas en ofensiva y con chispazos de Bivins logró ponerse en juego para finalmente irse abajo 36 a 31.

El complemento comenzó parejo. Newsome por un lado y Sacco por el otro hacían que las ofensivas pasaran por la pintura. Lagomar no atacaba de la mejor manera, sin embargo, cinco puntos consecutivos sobre la chicharra de Couñago le permitía sacar nuevamente ventaja de dos dígitos lo que obligó minuto de Lovera. Tras el regreso, el azulgrana reaccionó, defensa mucho más intensa y en ataque Taboada gozaba de su mejor momento en la noche para rápidamente ponerse en juego. Por su parte, Lagomar nuevamente caía en un pozo donde no encontraba puntos y de esta forma el encuentro se emparejó. Sobre el final, una enorme bomba de Bivins hacia que su equipo termine arriba 53 a 52. 

En el último capítulo continuó el dominio de los de Nuevo Malvín que con triples de Taboada y Bivins ponían un rápido parcial de 10 a 0 para comenzar a quebrar el juego ante Lagomar que estaba perdido en cancha y no repetía lo hecho en gran parte del encuentro. Si bien Rodríguez buscó cambiar el trámite luego de minuto de tiempo, los de Lovera estaban mucho más solidos en cancha e imponían el ritmo al juego. Sumado a esto, Newsome salía temprano en el juego (técnico y antideportiva) lo cual complicaba aun más las aspiraciones de Lagomar. Si bien hubo una pequeña reacción, nuevamente Taboada se encargó de cerrar el juego y de esta forma la victoria se fue para Nuevo Malvin en cifras de 80 a 72.

 

EL GRITO

“Hay algo que está mal y se equivocaron ustedes, un poco de autocrítica por favor”

 

Clarito en el minuto de tiempo de Mauricio Rodriguez. Se iba el partido y el malestar del DT de Lagomar era notorio. Si bien trató de levantar desde lo anímico a su equipo, no fue suficiente y se le fue una linda oportunidad de quedar en el primer lugar

UNO x UNO

Couñago (6): Tuvo momentos importantes en el juego. Sobre el final no apareció y su equipo se desdibujó. Da Costa (7): De lo mejor de su equipo. Fue el responsable del mejor momento de Lagomar. En el final se cayó como el equipo en general.  Macanskas (5): Aplicado en defensa. Debió asumir más ante las bajas. Las faltas lo condicionaron. Newsome (5): De más a menos. Cuando lo buscaron gravitó. Luego se ofuscó y desapareció. Se fue temprano del juego. Cardozo (4): Muchas ganas, pero poco juego. No fue un buen partido. Bruni (5):  Correcto ingreso. Amaral (5): Tuvo buenos minutos aportando en ambos lados. Hormoza (6): Un gran ingreso estando picante desde los 6,75. En el complemento no pudo influir. Rodríguez (5): Partido difícil de planificar por lo que se jugaba y por las bajas. Por momentos las disimuló, pero en el final no le encontró el rumbo al equipo.

_______________________

Dios (9): El destacado. Taboada (8): Apareció cuando su equipo más lo necesitaba. Enorme actuación y con mano caliente sobre el final para quebrar el juego. Bivins (7): Sin ser su mejor partido, el foráneo fue vital en la reacción del equipo apareciendo en momentos claves en el complemento. Rodríguez (4):  No fue su mejor partido. Ante las ausencias, su equipo necesita más protagonismo. Sacco (6): Importantísimo. El del juego silencioso. Fue clave tanto en defensa como ataque. Se fue lesionado. Ambrosoni (6): Buen partido, intenso en primera línea defensiva y rápido para correr. Trusich (5): Pocos, pero correctos minutos en cancha. Lovera (7): Pese al trámite adverso, siempre buscó traer al juego buscando generar para sus tiradores que finalmente fueron la clave del triunfo.

VAR

Gastón Rodríguez, Martín Fernández y Christian Barreiro (7): Noche tranquila para la terna que llevaron el juego de gran manera. 

_______________________

LO DESTACADO

Fue el motor del equipo. Con muchas ganas y por sobre todo, lastimando desde los 6,75 y con rompimientos, Joaquín Dios fue la gran figura de su equipo. El juvenil, fue fundamental en momentos claves de su equipo. Estando 16 puntos abajo, fue el abanderado de la reacción colocando bombas consecutivas. Por su parte, en el complemento también fue figura cuando su equipo colocó un enorme parcial para irse al frente. Manejó los tiempos y le impuso el ritmo al juego como más le convenia a Unión Atlética. Culminó con 16 puntos, 7 asistencias y 1 rebote en 40 minutos en cancha.

EL TERMÓMETRO

En una noche que parecia dificil para el azulgrana, en el complemento aparecieron las manos calientes de sus titulares mostrando todo su repertorio para levantar la temperatura del juego. Promediando el tercero, perdia por 10 y parecia noche larga. Sin embargo, entre el final de ese periodo y el comienzo del capitulo final, puso un enorme parcial de 28 a 9 para tomar el control absoluto del juego.