Reque Newsome fue el goleador del triunfo de Lagomar ante Verdirrojo que le permitió al conjunto del balneario volver a la victoria tras dos fechas de derrotas. Tras el partido dialogó con Básquet Total.

Sobre la importancia del punto ganado, dijo: “Fue un partido difícil. Hay que darle mucho mérito a Verdirrojo que salió muy bien a jugar, pero por suerte ganamos el partido. Si bien por momentos los dos jugamos mal, teníamos que mantener la cabeza haciendo una defensa buena. Cuando las cosas no están saliendo bien ofensivamente, tenemos que buscar más en defensa. Los dos equipos lo hicieron, pero nosotros lo pudimos hacer un poquito más, empezaron a entrar pelotas que estábamos errando en el primer tiempo”.

También dijo cuál fue el arma de Lagomar para llevarse el punto: “Fue más que nada la defensa y estar enfocados. No podíamos estar pensando en otras cosas por fuera del partido o que los tiros no estaban entrando. Había que trabajar desde abajo y yo les decía a mis compañeros que teníamos que tener la cabeza arriba, pensando en positivo y seguir metiendo defensivamente”.

Sobre cuánto sumó para el equipo volver a ganar, comentó: “Suma muchísimo. A ningún equipo le gusta perder. El invicto era relativo, porque si nosotros ganamos todos los partidos pero perdemos el campeonato, nadie se va a acordar que nosotros terminamos invictos. Lo más importante es meternos entre los cuatro y estar en el Playoffs. Todavía nos queda por delante Unión el miércoles y después tenemos unos días, donde podemos arreglar algunas cosas”.

Por último, habló de su propia actuación en el partido: “Acabé muerto, para decir la verdad (risas). Pero me sentí bien porque cuando necesitamos a algunos jugadores que empezaran a subir el nivel, lo hicieron, y eso fue espectacular. No me importa si soy goleador mientras ganemos. Ver como los demás sumaron mucho para levantar al equipo fue muy lindo y hacer lo que Mauricio (Rodríguez) nos mandó en el entretiempo”.