Bohemios derrotó a Capurro 68-41 y se mantiene en zona de privilegio en la Liga Femenina de Básquetbol.

Crónica del partido

El cuarto arrancó con muchas impresiónes por ambos quientetos, no pudiendo anotar, ni encontrar los espacios para abrir el marcador. Sin embargo, Julia Centurion, en su debut, encontró el espacio y colocó los primeros puntos. Pero rápidamente Capurro respondío rápido desde la línea fácil, a lo que sumó puntos en bandeja. Pero en ambos elencos se apuraron a tomar los tiros. Capurro le impidió correr la cancha por las tres calles, sin embargo Bohemios, desde el perímetro intento colocar la pelota a una esquina, para sacar a Daniela Tovagliari y que recibiera a 45° grados sola. Jones tuvo que pedir minuto para modificar algún error. Tras el minuto, jugaron desde cortinas indirectas y tan solo se pusieron a cinco puntos. El primer cuarto se fue a favor de Bohemios 14-9.

El segundo cuarto mostró las mismas características que el primero. Capurro coloco una bandeja puesta al bajo y luego una bandeja rápida 1×0 para ponerse a tiro, al salir destinado a cambiar la cabeza y el score. El rojinegro se colocó a 1 punto, y el enojo se fue a la calle Gabriel Pereira, para que Gallo pidiera minuto y trate de poner orden. El partido comenzó a tomar más verticalidad, en ataque y ser más intenso. Las pérdidas no tardaron en llegar. Los espacios eran acotados y el de la calle Capurro en cada cortina cambiaba, dejando que las marronas tiren de tres puntos. Sin embargo, las marronas, jugaron desde el rompimiento, supieron leer las ventajas en la pintura. Ante la salida de Abril Ramírez por lesión, encontraron nuevamente a Daniela Tovagliari, quien colocó dos triples a faltas de menos de un minuto para irse al descanso largo. Bohemios se fue arriba 34-15.

El tercer cuarto fue muy similar al primer tiempo. El control era propuesto por Bohemios, quien manejo cada situación. En defensa, solía  defender individual o saltaba en cada cortina. Las pérdidas de Capurro en ofensiva generalmente terminaban en corridas 1×0 para las marronas, que comenzaron a sellar el juego a su favor y los quintetos abridores comenzar a rotar. Las Lobas pese a la diferencia de 23 puntos, tendieron a solicitar minuto para ajustar algún detalle. Tras el mismo minuto, puso dos bolas en corridas consecutivas, pero adelante estuvo Bohemios, que desde el 1×1 siguio dañando y ampliaba la diferencia en el score. El último cuarto se fue en cifras a favor de Bohemios 48-27.

El último cuarto fue el más chato de todos en intensidad, con ell partido sentenciado por parte de Bohemios. Ambos entrenadores le dieron la oportunidad a diferentes jugadoras del banco que tuvieran minutos en el encuentro. Las marronas, quines en espacios cerrados y marcadas, lograron encontrar el espacio cerca del cesto y desde esta vía, seguían arriba en el marcador. Por parte de Capurro, el ánimo no era el mismo que al comienzo del mismo. Sin embargo, pudieron generar alguna situación linda, pelota a la esquina, colocar  a 45° grados y ahí bola en mano para romper por el eje y lograr un triple abierto a pie firme de Micaela Martinez. El de Pocitos se llevó el juego en cifras de 68-41.

EL PODIO

🥇

El oro se lo lleva el liderazgo de Antonella Aguilera. Quien ante un juego ya abierto, le dio la energía a todo el equipo. “Dale seguí jugando”, fue una de las tantas que soltó la capitana, que nunca dejó morir a su equipo en cancha pese a la diferencia. Intento animar a su quinteto para trasmitir esperanza donde no lo había. Una alma de líder en momentos difíciles

🥈

La plata se la lleva uno de los tantos de Chiara Vico, quien depositó la bola en su lugar. No fue un gol cualquiera. Una pelota que fue tocada por todo el quinteto. La bola la transportó Camila Dos Santos, y ella misma finalizó la jugada, jugando un pick central, y para poner un pase mágico a falta de 8 minutos, para que se luzca su compañera, Vico. Bohemios se lució en pasajes de partido y esta jugada es un fiel reflejo de eso.

🥉

Es sabido que el básquetbol se juega con las manos pero los “pepos” de cada deportista importa y bastante. Si los tenés gastados, te resbalas y pasás un papelon al defender un 1×1. Pero en esta situación los “pepos” de Daniela Tovagliari, eran brillantes y relucientes, con alguna que otra tinta de colores entre violeta, amarilo, verde, naranja. Algo no visto por lo general a los típicos pepos. Y esos, no aparecen ni en las tiendas uruguayas. Quedamos maravillados claramente, aceptamos donaciones 😉😂

_______________________