Malvín alcanzó su tercer triunfo consecutivo, tras derrotar a 25 de Agosto, 76-63.

Crónica del partido

El juego arrancó con gran intensidad por ambos quientetos. Gabriela Piriz abrió el score desde el tiro exterior, apertura y a pie firme. Sin embargo Malvin respondió rápido, colocando varias pelotas al bajo. Desde esa vía, generaron estar en el score 9-8. 25 de Agosto es un equipo que por lo general sale rápido cada vez que roba por el balón, predomino las tres calles y romper para decargar cerca del tablero. Fueron su vía de gol para estar en partido. Por el otro lado, las playeras generaron desde el rompimiento para buscar a quién esté sola. El cotejo perduró en empate en 16 tantos, pero en los últimos minutos, sacaron a relucir su potencial y no pararon de correr. Tras un triple de Rocío Bereilh abrió 2 puntos de diferencia. El primero se fue 22-20 para 25 de Agosto.

Los segundos diez minutos mostraron la misma intensidad que el primer chico. Malvin más contundente en defensa, robó pelotas que le dieron la posibilidad de correr la cancha 1×0 y con ventaja, pudo poner la pelota a la esquina para dañar con un triples. Así, coloco un parcial de 7-0. Sin embargo Juan Manuel Loureiro tuvo que pedir minuto para impedir las corridas de Malvin. Tras el pedido del entrenador, pudo achicar la diferencia a 4 puntos, era simple, poner la bola en la pintura, y desde ahí encontrar espacio para luego penetrar al aro. En menos de un minuto, 25 pudo empatar el juego y el grito vino desde el banco para festejar. Pero la respuesta fue rápida por parte de las playeras. Un gran pase milímetrico de Florencia Somma, para que Ailen Sosa quede sola y deposite la pelota en el cesto. Al cabo del primer tiempo, lo gana Malvin 33-31.

El tercer cuarto arrancó, y desde el vestuario apareció un triple abierto y sin marca de Somma para abrir 7, 38-31. Malvin ajusto detalles atrás, y esto le permitió tener más claro cada ofensiva. Sin embargo 25, en defensa no encontró solución a los rompimientos 1×1, y las ayudas llegaron a destiempo. Los errores en ataque y las pérdidas por parte de las playeras, le dieron la posibilidad de correr la cancha a 25, pero el balance defensivo por parte de las azules era preciso y las corridas eran truncas y cortadas, llevando a que roben el balón en primera línea e ir al aro 1×0. Tras dos triples consecutivos, las de Juan Pablo Serdio, se fueron arriba por 14 de cara al último cuarto, 52-38.

El último cuarto fue muy cargado de intensidad. 25 de Agosto desconsertado en el flotante, no encontrando como revertir la situación. Tras un técnico al banco, Malvin amplio la ventaja 27 tantos. Un predominio por parte de las playeras, quienes manejaban cada situación, el reloj a su favor y el tiempo. El entrenador de 25 comenzó a rotar su plantel, en un partido que ya estaba cerrado. Sin embargo, las leonas intentaron achicar la distancia pero la diferencia era mayor en el score. El “zurdo” constantemente en el último cuarto pidió mínuto para arreglar algunos detalles, no pensando en este partido sino en lo que se viene. Tras volver al flotante, generaron varias situaciones y maquillaron el resultado. Malvin se lleva el juego en cifras 76-63.

EL PODIO

🥇

El oro se lo gana el compromiso. Siempre se juega para ganar, pero la actitud importa y como se llevó también. En un deporte que tiene mucha revancha y mucho por esperar, recién estamos en la quinta fecha. A 25 de Agosto no le importo ir perdiendo por 27 tantos, igual siguió intentando y buscando formas de revertir la historia vivida en el CEFFUB. Llegó a ponerse a 13 tantos para maquillar el resultado final.

🥈

La posesión se iba, y todos dejamos de mirar. Malvin tenía la posesión, revertió la bola de esquina a esquina y desde ahí pudo romper. Ailen Sosa levantó la vista con 8 segundos en la posesión para tirar. Colocó la pelota al bajo y esta volvió al perímetro, tan solo con un segundo y abierta en la esquina, la Bebu colocó un triplazo al mejor estilo NBA, con la chicharra de fondo. El festejo fue merecido como un triple de partido. Pareció el que sentenció el juego y así lo sintió Malvín. Una bomba que se lleva el segundo escalón del podio.

🥉

Era una jugada más del cuarto, ya las compañeras del banco pensaban en el vestuario. Pero en el básquet no se regala nada, en un segundo puede pasar cualquier cosa. Se puede ganar un partido en la hora y también nos ha tocado perderlo. 25 de Agosto perdía por 6 puntos, tan solo le sirvieron 40 segundos para igualar el match en 31. Malvín iba a planificar el ataque confiado para cerrar el juego e irse al descanso. Sin embargo apareció Rocío Bereilh, quién robó un balón de atrás que nadie se lo esperó, y luego puso un pase mágico, para que Sabrina Molina se luzca. En un gran acto de ambas, que en un segundo igualaron el match, para ser recontra competitivas ante un candidato.

_______________________