Hebraica derrotó a Capurro en un partido que como tal duró un tiempo, ya que cuando Macabi abrió ventaja fue indescontable para las lobas. En el encuentro se destacó Sofía Bergdahl que habló con Básquet Total.

El encuentro comenzó muy parejo y a las macabeas le costó muchísimo en el juego interno por la zona impuesta por Capurro, pero logró abrir el juego desde la línea de tres: “Se dio así, pero sabíamos que nos iban a ir a defender zona, lo trabajamos. Aún así se nos complicó en el inicio, por suerte tuvimos buenos porcentajes de afuera que las obligó a defender individual y a partir de ahí pudimos sacar la ventaja”.

Pero no fue tan sencillo, las chicas macabeas estaban tan metidas en atacar la zona, que cuando el rival pasó a individual les costó darse cuenta en el comienzo del segundo cuarto: “Nos costó darnos cuenta como estaban paradas, pero enseguida vino el grito de Luis (Pierri) y comenzamos a hacer las jugadas sobre defensa individual”.

Consultada por la clave del juego Bergdahl dijo: “En nuestro juego la clave siempre es defender duro, después el ataque fluye solo, somos un equipo defensivo, nos gusta defender. Prueba de ello es que dejamos a Capurro en 30 puntos”.

Hebraica lleva tres triunfos en tres presentaciones y confirma que será un rival duro para todos los equipos y que peleará el torneo: “Este año es un torneo a una sola rueda y enfrentaremos a todos los equipos, por eso debemos ir partido a partido porque el torneo va variando, pierden los de arriba, ganan los de abajo y no se puede subestimar a nadie. Ahora debemos preparar a Aguada para la próxima fecha, que trajo extranjera, estudiar su juego colectivo y así con cada rival”.

Sofía también habló del cambio que hubo en el equipo con jugadoras que llegaron y otras que se fueron: “Otra vez, como el año pasado, es un plantel totalmente nuevo. Pero la llegada de Nati (Dolinski) ayudó, tener otra vez a “Anita” (Ana Paz) y no otra extranjera, ya la conocemos todas, la inserción al equipo fue casi natural y es una jugadora que suma mucho no solo dentro de la cancha, sino que también afuera y todo eso hizo que nos acopláramos muy rápido y sirvió para el equipo”.

Este año Macabi se presentó con una camiseta de las más lindas de la historia del básquet femenino, tan grande fue la repercusión que incluso la sacaron a la venta para así recaudar fondos para el femenino: “Los sponsor fueron por un impulso nuestro, queríamos comenzar a mover eso, buscamos por todos lados, en todos los rubros para comenzar a generar algo. Quizás nos cuesta mucho que los sponsors vengan solos y eso nos impulsó a salir a buscarlos y nos sorprendimos cuando nos decían sí de una. En definitiva esta movida que se generó en torno a un equipo femenino está muy buena, mucha gente consultó sobre la camiseta y ahí dijimos entonces vamos a venderla y generar ingresos. Ha sido una movida muy buena, estamos sumamente agradecidas. Ojalá que esto haga que los sponsor comiencen a llegar a todos los equipos del femenino y no que los vayamos a buscar”.