Demián Álvarez es parte importante en el crecimiento de Larre Borges que se prende arriba, Basquet Total dialogó con el mercedario.

Una muñeca caliente de Álvarez sobre los últimos cuartos del partido fue clave para el triunfo ante Unión Atlética: “Por suerte estuve bien, tengo la responsabilidad en los últimos cuartos de tirar, de generar juego y sobre el final entraron bolas claves que eso siempre es importante”.

Prácticamente hubo dos partidos diferentes entre lo que fue el primer tiempo y el segundo: “Fue así, pero lo importante y que me tiene contento es que encontramos una identidad de equipo y vamos creciendo con cuatro victorias seguidas y marcamos un poco la cancha que es acá donde estamos jugando”.

“No veníamos con buenos porcentajes pero para mi fue la excepción, en el último cuarto se me abrió el aro y eso es fundamental para un tirador y a partir de allí pude llevar las líneas del juego”, comentó en cuanto a los porcentajes de tiro del cuadriculado aurinegro que no venían siendo buenos.

Sobre su juego ofensivo analizó: “Cuando mis pelotas entran de afuera me es mucho más fácil jugar, no está nada mal para un partido como fue este y marcar que acá estamos presentes”.

El mercedario hizo mención a su pasaje por Riachuelo en el básquetbol de ascenso de la vecina orilla: “Fue una linda experiencia, me tocó andar bien y que el equipo ganará qué es lo más importante. Ahora tengo posibilidades de varios equipos de retornar allá, ya que quedaron muy contentos conmigo. Me siento vigente físicamente y disfrutando de esto”.

 

A pesar de sus 36 años, Álvarez se mantiene a un gran nivel tanto física como básquetbolsticamente: “Hay mucho trabajo, el francés que es mi profe particular y amigo Daniel Uthurburu ha hecho un trabajo increíble, vengo hace años y él es el culpable de que este muy bien físicamente. No solo es mi profe, es mi amigo y es el que me hace poner los pies sobre la tierra”.

“Aún falta mucho, seguimos en crecimiento y paso a paso vamos encontrando nuestros momentos y lugares, definiendo los roles de a poco para ir por más”, concluyó el mercedario.