Miguel Barriola fue una de las piezas fundamentales del triunfo de Larre Borges ante Stockolmo. Tras el partido dialogó con Basquet Total.

A la hora de hablar de la importancia del punto ganado, dijo que “fue un partido muy duro, Stockolmo es un gran rival que está en un gran momento y nosotros teníamos que mostrar que estamos para pelear un ascenso. Fue un partido de rachas donde les sacábamos ventajas y luego se nos venían, pero por suerte pudimos cerrarlo mejor, meter un buen parcial al final y llevarnos la victoria”.

También habló del punto débil del cuadriculado que Stockolmo aprovechó: “Pecamos de seleccionar mal los tiros, caímos en la locura de ellos por la presión, por ahí nos apuramos y eso nos complicó bastante y eso les permitió correr que es donde se sienten cómodos. Esos fueron nuestros errores”.

Sobre cuál fue el acierto de Larre para llevarse el punto, comentó que “fue calmarnos en el segundo tiempo. No volver a caer en esa presión que nos habían puesto, pinchar un poco más la bola, no enloquecernos con el ritmo de ellos y creo que los manejamos de gran manera. Los bases presionaron, pero tratamos de que recibieran los grandes para desahogarlos y armar las jugadas que era lo que no podíamos hacer. Cuando lo hicimos, ellos no nos podían superar en el 5×5”.

Por último, habló de cómo se siente en su regreso a las canchas: “Es de a poco esto. Recién es mi segundo partido con el equipo, más allá de los entrenamientos, aunque no es lo mismo entrenar que jugar. De a poco nos vamos encontrando y nos vamos sintiendo más cómodos. Venía de un viaje también y me costó un poco más en la parte física, pero bueno. Ahora ya me estoy poniendo a punto y si Dios quiere vamos a estar bien para la definición”.