Verdirrojo volvió a ganar, esta vez fue ante Danubio y fue la segunda consecutiva. Luego de esta importante victoria, Básquet Total fue a dialogar con el entrenador del equipo del Cerro, Ignacio Ortega.

Lo primero de Ortega fue su impresión sobre el gran inicio de campeonato de su equipo: “No imaginábamos tener este arranque, sabíamos que lo nuestro iba a ser partido a partido jugándole a todos los equipos de la misma manera y que nadie nos iba a ganar tan fácil. Pero el trabajo previo de todo el equipo, dentro y fuera de la cancha, hizo que nos fuéramos convenciendo de que podemos y de que estamos para más. Por suerte todo eso ahora se está notando en la cancha”.

Además el calendario no lo favorecio al Verdi, quien en las primeras fechas enfrentó a casi todos los pesos pesados de la categoría: “En las primeras tres fechas nos pegó fuerte el calendario. Después nos dimos cuenta de que sacarnos estos rivales pesados de entrada debía ser nuestro primer objetivo. Lo hicimos incluso sacando un punto pero estando a la altura en todos los partidos y después de ahí nos dimos cuenta de que estamos para más y no nos vamos a ir conformes con perder por uno o dos puntos o haber dejado todo. Creemos que estamos en condiciones de poder ganar. Por suerte eso se viene dando y en los últimos dos juegos logramos puntos importantes”.

Anoche una de las claves más importantes fue la zona para contener al argentino Chervo, a quien habían sufrido en el primer tiempo: “Nosotros sabemos que nos faltan centímetros, mismo cuando estábamos armando el plantel nos dimos cuenta de que teníamos que trabajar sobre eso. Estamos trabajando sobre la zona, nos sentimos cómodos. Hoy por momentos mandamos una 1-3-1 también, de sorpresa, y así es como tenemos que ir barajando los partidos defensivamente. Luego en ofensiva tenemos que seguir siendo lo más colectivos posible como hasta ahora”.

Luego en el momento clave de la noche para el Verdi, asumieron las fichas innominadas, cumpliendo con su rol en el equipo: “Con Martin (Aguilera) ya habíamos trabajado el año pasado, es un tremendo profesional en todos los sentidos y aporta muchísimo al grupo. A Andrés (Dotti) no lo conocíamos, lo fuimos a buscar y nos encontramos con otro líder súper positivo, afuera y adentro de la cancha. Siempre dándole para adelante a los gurises, en el vestuario también. Son dos tipos que siempre se ponen el equipo al hombro, pero no solo ofensivamente sino que también defensivamente y afuera de la cancha. Eso es lo más importante, no sólo para el equipo sino para darnos tranquilidad a nosotros para trabajar día a día”.

Finalmente Ortega también se refirió a los minutos que están teniendo los más jóvenes del plantel, a quienes manda a la cancha sin importar el marcador si así lo cree conveniente: “Nosotros en el partido con Larre Borges ya lo habíamos dicho, más allá de haber ganado, el poder mandar a Raúl (Morales) a la cancha, de tener a Giovanni (Corbisiero), a Marcelo (Rosas) y que tengan esos minutos de calidad eso es lo más importante. Más allá de ganar o perder, porque nosotros no teníamos aspiraciones de quedar primeros en la tabla. Nosotros ya ganamos porque le estamos dando minutos de calidad a los pibes que el día de mañana son los que nos van a representar”.