Unión Atlética derrotó a Miramar, 95-87, con un Joaquín Dios protagonista en una noche divina con el tiro de tres del equipo.

La UA abrió bien temprano 9 de ventaja. Complicó desde los posteos y fue certero de tres cuando lo hizo tras descargas, para iniciar con excelentes porcentajes (4/6). El Mono un tanto más desprolijo ante un equipo que en zona lo sacó de ritmo, fue achicando la brecha, sobre todo en base a 6 puntos de segunda oportunidad, generados en base al control del rebote en el aro rival (7/15). Un doble de Antonio Bivins sobre la chicharra, marcó la diferencia de 6 al término del primer chico (23-17).

Bivins y Federico Ambrosoni aumentaron los porcentajes de Unión de afuera ante una buena rotación de balón (7/12). Miramar, que en contrapartida inició 1/11 en triples, siguió dominando el rebote en aro contrario para que el partido no se muriera temprano. Lovera solucionó el problema yendo a individual, pero cambiando en todos los bloqueos, para no quedar desajustado ante segundos tiros. Emilio Taboada saliendo del bloqueo también anotó para un azulgrana que sacó 16, que obligó al tiempo de Diego Olivera. El de la calle Santiago Gadea puso un 7-0 veloz para volver al juego. Ante un contrario crecido, los de Nuevo Malvín cambiaron sus vías de gol, encontrando en los posteos de Taboada y Delgado, puntos para evitar la reacción. La corrección del rebote fue un oasis para el de Santiago Gadea, que siguió sufriendo más y más puntos de segundos tiros, habiendo permitido 13 de los 25 rebotes que se generaron en su aro, con una mayor eficacia para su contrario, que evitó que la diferencia no sea superior a 7 puntos (47-40), al final del primer tiempo.

Dios con un temprano bombazo, siguió generándole pesadillas al Mono con el triple. Pero lejos de quedarse, desde su defensa para correr, creció el equipo de Olivera que en base a contraataques achicó a 6. Joaquín Núñez con cinco puntos consecutivos dejó a su equipo a una bola, pero volvió a sufrir la precisión de la UA con el triple. Si bien en base al empuje de Sebastián Ottonello el del viejo barrio Belgrano se puso a tiro, Ambrosoni puso otro bombazo y corrió sobre el final para darle a Unión 8 de ventaja (69-61).

La primera mitad del cuarto final fue más protestada que jugada y así Unión Atlética mantuvo la ventaja. La cantidad de pitazos llevaron a ambos equipos a entrar en colectivas temprano y a sacar a Ambrosoni con muchos minutos por correr del juego. Con una zona, Miramar trató de tirar la reacción pero Joaquín Dios aportó a la noche soñada del azulgrana con el tiro de tres, que llegó a sacar 12. El Mono trató de pelearla con presión en toda la cancha, pero un triple más de Dios terminó de bajarle la cortina al partido.

EL GRITO

Dulce, le pega primero en el pie a él

Corría el tercer cuarto, cuando en un pase picado de Dios a Delgado, un pie se interpuso en la trayectoria del balón. El Tico ni se agachó a buscar la bola, le rebotó y salió a afuera. Confiado en que le iban a pitar pie a favor, se fue a sacar de fondo. Su sorpresa fue cuando los árbitros le dieron el saque al Mono. Enojado el Nico, fue a reclamarle al popular dulce con Dios como respaldo, pero el juez desestimo la protesta. Tranquilo Tico, nuestro VAR dice que fue pie.

UNO x UNO

Morena (5): Prolijito desde su conducción y defensa. J. Núñez (4): Aportó lo suyo. Su equipo precisó más de su tiro ante la zona. Della Mea (4): Fue superado. Ottonello (6): Con su empuje característico. Nunca deja tirado. Wineglass (5): Sus segundos tiros fueron importantes. Le faltó aporte en la segunda parte. Cousté (4): No fue el generador que precisó el equipo y no le entró su triple. I. Núñez (6): Buen ingreso. Un revulsivo que aportó algo distinto. Tessadri (-): Poco en cancha. Olivera (4): Le costó el ataque ante la zona y ajustar los triples de su rival. No pudo controlar nunca el ritmo.

_______________________

Dios (8): Puso bolas pesadas. Intenso en la primera línea y cargó ante la presión de Miramar, casi 40 minutos con la base. Ambrosoni (7): Una de las tantas manos infernales del equipo. Qué intenso perímetro que imponen los pibes, aflojen el azúcar por la calle Velsen. Taboada (7): Fue llevando el juego con mucha carpeta. Malhumoró a Miramar, posteado sumó y generó permanentemente. ¿Sus bombas? Se las guardó para el festejo, no hicieron falta las suyas, su equipo trajo como para una noche de las luces. Bivins (9): ¿Hay algo que no haga bien? Triplea, corre, tapa, defiend. Seguro es el conductor designado para la noche de hoy. Un despegado con todas las letras. Delgado (5): Tuvo su tirito y cumplió su rol. Martínez y Trussich (5): No desentonaron en el colectivo. Meinero (-): Segundos en cancha. Lovera (9): Su zona es marca registrada. Le bajó el ritmo a su rival a partir de ella. Contó con excelentes porcentajes que lo ayudaron a sacar el juego adelante.

VAR

Gastón Rodríguez, Martín Rial y Álvaro Aunchayna (4): Se fue desvirtuando con las protestas, un arbitraje que no venía mal encaminado.

_______________________

LO DESTACADO

Unión Atlética contó con una animalada en acierto de tres puntos. Un soberbio 15/29 con el que abrió la diferencia y supo tolerar la reacción. ¿Cuánto rato los tenés tirando triples en las prácticas Daniel? No seas malo. Al menos dales libre mañana que es feriado.

EL TERMÓMETRO

El activo Antonio Bivins le robó una bola en primera línea a Sebastián Ottonello, y se fue a expreso al gol. Una corrida satánica de Malik Wineglass, terminó con un manazo criminal entre compatriotas, que lo dejó al bueno de Bivins helado en el piso. BTito registró unos 3° bajo cero a la temperatura del extranjero post impacto. Afortunadamente para Lovera, las que se mantuvieron encendidas fueron sus manos, que hicieron destrozos en las redes del Larre.