Sayago se quedó con un triunfo de gran importancia tras derrotar a 25 de Agosto por cifras de 67-65 con un bombazo del Bola Silvarrey sobre el cierre.

El encuentro empezó mejor para los de Ariel y la Vía con un parcial de 10-0 siendo Dogliotti la figura del equipo con apariciones de Jones y Arrillaga. Los dirigidos por Sedes desconocidos en ataque, sin gol, de hecho algo más de tres minutos y medio sin convertir y  Martín quemó su primer minuto. A la vuelta del mismo el León salió decidido a jugar con Pennacchiotti en las cercanías del aro (ocho puntos casi que al hilo), libres de Aristimuño y Vázquez para pasar 12-11 La claridad en el juego para los del Patita Díaz llegó con el estreno de Silvarrey quien se puso el equipo al hombro y los suyos arriba, sobre la chicharra el argentino del 20 (el único en convertir tiros de cancha en su equipo) puso una bandeja para descontar 17-15.

El segundo cuarto salió con los dos elencos buscando correr la cancha pero lo hicieron con imprecisiones, apresurandose en varias ocasiones incluso perdiendo la bola sin tirar. Cuando parecía que Sayago sacaba diferencia, entre Brian García y Héctor Silva hicieron que los de Villa Dolores tomaran la delantera en el marcador. A los de Ariel y la Vía se le complicó encestar debido a la buena defensa de 25 de Agosto que lo invitó a lanzar de tres con escasa efectividad desde ese sector. Por su parte los de Villa Dolores corrieron la cancha con Brian y Pennacchiotti, en los dirigidos por Díaz Arrillaga arrimó con un bombazo que rápidamente le contestó el Pelado Vázquez para cerrar arriba 30-25.

Tras la vuelta del descanso largo fueron los muchachos de Sedes los que salieron más concentrados, en base a un duro rebote defensivo que les permitió correr la cancha con Brian García, por su parte Pennacchiotti cada vez que atacó a Riauka sacó ventajas y así abrieron máxima de nueve (37-28). El Patita Díaz pidió minuto y pudo corregir ya que sus dirigidos mostraron otra cara, Dogliotti y Arrillaga como figuras, más algo de Jones para achicar a uno (42-41). Alli fue cuando apareció nuevamente la jerarquía de Pennacchiotti quien con gran efectividad desde la línea y puntos en la pintura hizo que la distancia vuelva a ser tranquilizadora para los suyos que terminaron arriba 52-46 el tercer chico.

Las imprecisiones se adueñaron del último cuarto, pero la paridad en el marcador hizo que las emociones estuvieran a la orden de la noche, con lanzamientos de tres de Bonet y Jones, Sayago pasó 59-56, misteriosamente 25 de Agosto se olvidó de poner la bola abajo con claridad para su extranjero. De la mano de Capalbo los de la calle Bado volvieron al partido y pasaron con un cierre de Brian García espectacular (65-63). Perdidas de balón y muchos lanzamientos errardos hicieron que las defensas fueran mucho más que los ataques. Se llegó así a que conn 13.8 por jugar y la bola era de Sayago, los muchachos de Sedes con faltas para dar, da una y la otra se la comen, descuidaron al Bola, quedó solo desde más allá de los 6.75 y encestó para pasar (66-65) la última fue para el 20 con 2.5 por jugar, creanme, fueron eternos, hablados y con un técnico (quizás innecesario pitado de Bartel sobre García), Pennacchiotti tuvo la última con 0.3 y no pudo ser, el resultado final fue de 67-65 para Sayago que festejó de forma merecida este triunfo y la vuelta de Silvarrey a las canchas no pudo ser mejor.

 

EL GRITO

Kiricocho, Kiricocho

La famosa frase que tan de moda está en los últimos tiempos resonó en las tribunas del Romeo Schincha, es que los allegados de Sayago cuando su equipo iba nueve abajo comenzaron al grito de Kiricocho, Kiricocho en cada pelota del 20, el resultado está a la vista creer o reventar

UNO x UNO

Nobile (5): No estuvo claro en la conducción, no apareció en el goleo tampoco. García (6): De lo más parejo, intensidad y claridad defensiva, cerró bien el partido pero no pudo ser. Vázquez (4): Cuando no está para vos, no está para vos, abusó del tiro de tres y no fue su noche. Silva (5): Entrega y no mucho más, flojo en el uno por uno que lo caracteriza. Pennacchiotti (6): Hizo un partidazo, llegó desgastado al cierre y eso le pasó factura. Aristimuño (4): Ni base, ni ayuda, hoy no pudo gravitar, se espera más en su rol. Capalbo (6): No debe estar bien físicamente porque técnicamente demostró estar a la altura, poco tiempo en cancha y muchos chispazos de buen juego. Erroizarena, Pérez (-): Poco tiempo en cancha. Sedes (5): No cerraron bien, quizás con el diario del lunes Capalbo debió jugar más.

_______________________

Dogliotti (6): Clave, que bien le hizo la Liga, temple y personalidad. Silva (4): No estuvo para él, se lo vio dubitativo en varios pasajes, ya va a salir. Jones (5): No fue su mejor noche pero puso bombas impresionantes y un libre clave. Arrillaga (6): Siempre parejo, nunca va a sobresalir pero no desentona. Riauka (6): Así como a veces le pegamos hoy se hizo grande en el cierre, Pennacchotti lo sacó a bailar toda la noche, bue, casi toda porque Ziggy tiró los últimos pasos de alegría. Bonet (6): La rompe, El Metro pasado apareció en este ya es una realidad, no le tembló el pulso.  Lemos (5): No estuvo del todo claro, él sabe que puede y debe rendir más. Silvarrey (7): Clase, jerarquía y más, lo extrañaban y vaya que quedó claro por qué. Souza (-): Segundos en cancha. Díaz (7): Ajustó en defensa en el momento clave, controló Penncchiotti en el cierre y terminó festejando.

VAR

Andrés Bartel, Pablo Graiño y Martín Guberna (5)
La terna arbitral venía manejando bien el partido pero no la redondearon de la mejor forma, un técnico quizás evitable (poco cambió) y algunos desajustes en cuanto a criterio. Ojo, Sayago ganó bien.

_______________________

LO DESTACADO

Honestidad ante todo, gestos que no siempre se ven en el básquet, por eso destacamos a Sebastián Vázquez quien en un partido parejo, en la lucha de un rebote ofensivo toca la bola afuera, Graiño marca reposición para 25 de Agosto, los jugadores de Sayago se le van al humo y el propio Pelado se le arrima al árbitro a decirle que él la había tocado y rápidamente Pablo corrige, la historia fue triunfo de Sayago por dos… Honestidad ante todo.

EL TERMÓMETRO

El Bola Silvarrey volvió y no quiso pasar desapercibido, el capitán de Sayago cargó con la responsabilidad de manejar los hilos en varios pasajes y se adueñó de la última, cuando todos sabían que la iba a tirar, lo hizo, por encima de Pennacchiotti para que los suyos inclinen la balanza a su favor, fervientes, un abrazo apretado por la vuelta y el triunfo, le dió calor y color a Sayago y calentura a los de Villa Dolores por el encuentro que se les escapó.