Tras la lesión de Pablo Macanskas, Lagomar se movió rápidamente por su recambio.

Dentro de un panorama sanitario complicado para el equipo de la Costa, su tinte de fortuna fue que uno de los afectados por lesión fue su innominada nacional. Esto le permitió al verde conseguir un reemplazo temporal, por el que se movió rápidamente.

Tras no haber podido dar con un interno, se apeló a un cambio de estrategia con la llegada de Santiago Wohlwend. Un base que agrega intensidad defensiva a un equipo que ha pregonado eso las primeras dos fechas. Además, suma un tirador que el equipo no tenía.

El Pulpo, viene de defender al equipo de Goes, en una temporada que promedió 5.5 puntos, 1.3 rebotes y 1.4 asistencias. Además, viene de ser bicampeón de Metro, con Miramar y posteriormente con Urupan. En su último torneo de ascenso, tuvo promedios de 11.5 puntos, 3.3 rebotes y 5.3 asistencias, con un 35.9% de eficacia en triples.

Wohlwend podrá estar a la orden para el juego del sábado ante Stockolmo. Quien estará ausente, será Martín Couñago por un desgarro, misma lesión que Macanskas.