Luego de la cómoda victoria ante 25 de Agosto por la primera fecha de la Liga Femenina de Básquetbol, dialogamos con Joaquina Gregorio, una de las estrellas del macabeo ante las Leonas. 

La base comenzó destacando las claves para poder llevarse el punto en el debut: “Vinimos con esa intención de acaparar todo, más que nada desde la intensidad en la defensa. Sabíamos que iba a costar porque estábamos muy nerviosas y ansiosas por ser el primer partido del torneo. Con el correr de los minutos, la ofensiva empezó a fluir. Al final lo terminamos disfrutando, hubo una muy linda energía y esto recién es el principio de un largo camino”.

Estando abajo por la mínima al finalizar el primer cuarto, Joaquina reveló los conceptos que el técnico reafirmó en dicha pausa y que le permitió cerrar el primer tiempo con una buena renta: “Con Luis (Pierri) sentí mucha tranquilidad porque a veces me pongo muy ansiosa. Él nos transmitió la tranquilidad de que es el comienzo y es normal estos errores en el juego y que teníamos que seguir defensivamente como estábamos, que luego el ataque iba a fluir”.

Consultas sobre las variantes que puede ofrecer el equipo en ofensiva, Gregorio manifestó: “Es muy importante sentir el apoyo de todas entre todas. Que esta esa buena energía es algo que llena mucho. Como equipo estamos muy bien y la buena disposición de todas ayuda mucho”.

Ya sin Victoria Pereyra, ni Jessica Da Costa en el plantel y con Ana Paz aún cumpliendo la cuarentena respectiva, la numero “9” dijo estar viviendo con otro chip este nuevo ciclo. “Estoy viviendo de otra manera esta etapa, poniendo este rol en el equipo en el cual me siento muy cómoda y en el que mis compañeras también me dan ese papel. Sentir la confianza de todas me hace que mi confianza suba, ya que ellas confían en mí y yo confío mucho en ellas”.

Para finalizar, expresó como Hebraica va a preparar su próximo duelo ante Yale: “Lo vamos a encarar de la misma forma que todos. Luis nos remarca mucho la intensidad de la defensa y que después en el ataque van a pasar muchas cosas. Donde defendamos bien y les comamos el hígado en la primera línea, vamos a tener buenas chances. Para eso estamos entrenando todos los días en el club, desde la parte física hasta el aspecto táctico”.