Aguada le amargó el debut a Urunday Universitario, al derrotarlo por 65-45.

Crónica del partido

El partido arrancó siendo muy cortado. Las pérdidas se adueñaron y se robaron el protagonismo, era esperable que pasara en el debut de ambas. Los primeros puntos vinieron desde la línea de los suspiros, de la mano de a Victoria Gallo, quien embocó 1/2.  Las aguateras muy versátiles, generando espacios, llevando su juego a las bandas para intentar romper por el eje. Urunday no pudo contener los 1×1 de Anotonia Basualdo. El entrenador tuvo que pedir minuto (el parcial era de 8-6 a favor de Aguada) para planificar, e intentar mejorar atrás. Tras el mismo, empezó a encontrar soluciones de corridas por tres calles y los robos que fueron producto de buenas defensas, para tan solo ponerse a un triple. Sin embargo, el conjunto de la Av. San Martín, con mover el balón en el perímetro, generó espacios que le permitieron seguir arriba en el score. Las debutantes mejorando la parte defensiva, y en el ataque, la historia había cambiado. Las del Prado comenzaron a dañar la pintura, y la intensidad para defender, llevó a qué las aguateras perdieran tres balones consecutivos. Las verdes comenzaron a animarse a tirar desde larga distancia, y tan solo se colocaron a 2 puntos 14-12. Joel Pose tuvo rotar su plantel, veía que su equipo no respondía. Aguada en el último minuto, equivocó caminos, dejando el partido abierto. El primer cuarto se fue 19-14 a favor de las aguateras.

El segundo arrancó prácticamente con la misma intensidad. Las aguateras dominaban el juego, con un doble y un triple bien ejecutado, pelota al bajo, rompiento y un pase extra. En cambio, el entrenador de las debutantes tendió a pedir minuto, el partido se iba. Aguada fue por todo y no perdonó. Lo hacía ver muy fácil. Rotación de bola, más un rompimiento lo que predominó en el ataque por el conjunto de la Av. San Martín, dio sus frutos sacando 10 puntos de diferencia. Las del Prado no contenían el 1×1, estando en desventaja numérica cada vez que le rompían. El cuarto a favor de las aguateras 31-25.

Tercer cuarto arrancó con Romina Bello quien robó con calidad, para luego ir directo al aro 1×0, entrando en doble ritmo. En cambio, las del Prado intentaron dar una respuesta y poder modificar el score, desde la línea del libre. Sin embargo las verdes pagaron caros los errores atrás. Las aguateras contudentes adelante, espacios claros y jugaron con el mismo concepto, pase, reversión al lado opuesto. Desde ahí romper por el eje o por la línea. Los espacios abundaron y los cortes terminaban cercanos al aro. Las debutantes tomaron coraje y a pesar de ir perdiendo por 14 puntos, no bajaron los brazos. Intentaron correr contínuamente la cancha desde esa vía, logrando cosechar algún punto. El primer tiempo se fue en favor de Aguada, en cifras de 51-34.

En el último, las verdes arrancaron con toda. El reloj ni el score estuvo a su favor pero no les importó. Cabeza en alto y afrontar la diferencia de cara al final del juego. Sin embargo, las aguateras pusieron quinta y no pararon. Tras varias pérdidas por parte de las debutantes, y buena circulación del balón. La bola en mano, dio su rédito abriendo la máxima del encuentro 22 puntos a falta de 6:40 por jugar ya el partido estuvo sentenciado. El banco de ambos planteles dio comienzo a la rotación, para que las abridoras del juego descansen, y darle oportunidad o tras jugadoras. Era punto tras punto. El partido se fue 65-45 a favor de Aguada.

EL PODIO

🥇

En un día muy especial para el Prado, más específico para el club Urunday Universitario. Apareció Da Pra técnico del primer equipo masculino, quien vino a ver el debut de la rama femenina. Algo no habitual en la rama, que demuestra que el club es uno sólo.

🥈

Fiorella Garbarino convirtió el primer tanto de las verdes. Un gol que va a quedar en las retinas de quienes lo vieron. No fue más que un triple, fue el comienzo de una larga historia. Llegó ese gol tan esperado, y el festejo no demoró en llegar por sus compañeros dentro y fuera de la cancha. Por si fuera poco, fue la goleadora de su equipo con 10 tantos, a lo que agregó 14 rebotes.

🥉

El conjunto del prado había generado una buena situación, tras una buena cortina indirecta, el corte fue Garbarino, pero se comió una tapa brillantemente colocada por Sofia Guerrero que le dijo, “por acá no”, como diría el queridísimo Sonsol.

_______________________