En la Avenida Legrand acecha el multicampeón, el Club Malvín, que buscará sumar una nueva copa a su palmarés. Juan Pablo Serdio, gran responsable de todas las copas obtenidas, continúa la ronda de técnicos en Básquet Total.

¿Cómo viene siendo la preparación?

La preparación viene siendo buena. Hemos entrenado como corresponde y con todas las necesidades cubiertas. No tenemos nada en contra y venimos muy conformes con la preparación. 

¿Los pases pueden haber emparejado la competencia?

Está bueno esa movilidad de nombres y que las jugadores tengan la opción de buscar un mejor proyecto, donde entiendan que puedan desarrollarse de mejor forma. Para mí está bueno,, si se reparte y hay más equipos competitivos seguramente mejoramos todos, esperemos que pase esto.

El proyecto de Malvín ya dejó de ser Somma-Bello-Martinelli para pasar a ser más repartidos con la nueva camada. ¿Qué tan difícil es amoldar todo?

En realidad las que tienen que dar el paso adelante son las más jóvenes para ponerse a nivel de las de más experiencia o las de más años. El desafío para ellas es ese. Nosotros ahora sumamos alguna jugadora que vuelve como Agustina Aceredo, Emilia (Larre Borges) que ya está consolidada con las mayores, el caso de Carolina Fernández que ya tuvo otra experiencia. Hay gurisas más chicas como Carmela (Fontes), Paula (Fernández), Florencia Mayolas. Ellas tienen que dar el paso al frente y ponerse a tono con las mayores. El espacio está, pero luego depende de cada una de ellas que se lo vayan ganando. No me es difícil porque las mayores siempre imponen un ritmo de entrenamiento superior y eso hace que no decaiga nadie. Las jóvenes vienen con ganas, pero las mayores no se descansan. Es una sinergia positiva todo.

¿Que suma la llegada de Agustina Aceredo y Carolina Fernández que ya saben a qué juega Malvín?

Complicaciones para el entrenador porque se puede jugar solo de a cinco jugadores (risas). Yo siempre le dije a Caro (Fernández) que nunca tuve la oportunidad de dirigirla. Siempre la entrené, pero nunca la dirigí a no ser algún caso siendo ella muy chiquita o unos mínimos minutos. Si ella mantiene el nivel de intensidad que trae de Estados Unidos obviamente nos va a sumar muchísimo en la posición de base que es donde ella juega, además de darnos mucho gol. Y Agus (Aceredo) tiene una inteligencia para jugar, una intensidad defensiva importante y es otra que anota con facilidad. Nos suman de todos lados. 

Malvín sumó uno de los pases internos más relevantes. ¿Que les da Fernanda Midaglia?

Fer (Midaglia) nos va a dar experiencia y jerarquía. A pesar de su corta edad, porque no es veterana, pero tiene la experiencia de haber jugado en Brasil, en Estados Unidos y México, tiene muchísima experiencia y un nivel de madurez durante el juego que ha sido fácil insertarse en el juego de Malvín. Nos va a dar el toque de calidad, que ya tenemos, pero siempre es bienvenido y se nota cuando entrenamos porque se acopló rápidamente a pesar de ya haber jugado con varias del plantel. Entró rápido, es una jugadora inteligente y con una experiencia más que interesante.

¿Va a ir Malvín por una extranjera?

Sí, porque aparte tenemos este año la competencia de Liga Sudamericana que todavía está en veremos, no se sabe mucho pero se confirmó que se iba a jugar. Aparte siempre entendimos que era necesario, en la medida de lo posible, elevar el nivel lo más que se pueda y vamos a ir por una como permite el reglamento. Veremos en qué posición la necesitamos. Posiblemente vayamos por una jugadora más interna, pero por la forma de jugar de nosotros, Agustina (Jourdheuil) se acoplaba demasiado al juego que nosotros desarrollamos. Luego, por las circunstancias sabidas, no pudimos retenerla como todos los demás equipos. Veremos que nos ofrecen en esa posición pero tampoco podemos ir por una interna muy pesada que nos complique el estilo de juego. Ese tipo de jugadoras serán necesarias si es que vamos a jugar la Liga Sudamericana, porque ahí si cambia el estilo, porque nos adaptamos a la forma de jugar internacionalmente. 

Se dieron a conocer imágenes de Emilia Larre Borges yendo a colaborar con escuelas deportivas en pleno crecimiento. ¿Cómo ves los pasos de las jugadoras que van creando esos lazos con las nuevas generaciones y embarcan en estas situaciones?

Lo hemos comentado varias veces entre nosotros desde hace mucho tiempo. Hoy se ven cosas pero hace muchísimos años se vienen haciendo cosas en silencio y generando una, como yo lo llamo, “revolución en silencio”. Se fueron generando sus espacios, sus lugares y lo positivo de este proceso es que las más grandes y los que estamos al frente de la dirección técnica, asistentes técnicos y dirigencia, hemos sabido trasladar a las más jóvenes esa necesidad de ir siempre por un poco más. Eso va generando nuevas líderes, nuevas referentes y esa es la idea nuestra. Para darle continuidad a un proyecto tiene que ir pasando esto.

¿Cómo se están viviendo estas horas históricas para el club?

Es una satisfacción y una alegría enorme ver como lo han disfrutado las directas involucradas, pero como disfrutó todo el club y todo el ambiente. Hemos recibido mensajes de muchos de los integrantes de todos los planteles y del femenino en general. Como lo han dicho Florencia y Sabina, esto no es Malvín y sólo tres jugadoras. Es un puntapié y un inicio que va a abrirle las puertas a otras tantas jugadoras para dar sus primeros pasos. Esto va a generar un desarrollo de nivel y un crecimiento para darle el salto de calidad a la Liga, para hacerla un producto mucho más vendible y más interesante.

¿Estás de acuerdo con la forma de disputa?

No. Es la forma que se votó y la mayoría entendió que era la mejor. Malvín, Defensor y sé que otros tres equipos más, digo Defensor porque trabajo con nosotros, planteamos una forma diferente de disputa, pero se pensó que no era el momento por parte de la Federación, fue lo que se nos planteó. Tal vez es mejor el año que viene, porque este año ingresaron nuevos equipos y listo. Es la competencia que nos toca competir y vamos a competir. Nos hubiera parecido que en este corto plazo que tenemos para competir, hubiese sido mejor el emparejar los niveles y competir con mayor cantidad de partidos parejos. Es la competencia que nos tocó y la que vamos a jugar.

Arrancan con Defensor en la primera fecha. ¿Están contentos?, ¿es una especia de revancha?, ¿hubiesen preferido cruzarse con el torneo más desarrollado?

Está bárbaro. Vamos sumando difusión y eso también importa. Al ser Malvin-Defensor Sporting, cuadró justo para que la televisión se animara y televisara el partido de arranque y de ese lado es positivo. No es una revancha porque nos ganaron la final, La anterior la ganamos nosotros, este es un partido de inicio de temporada. Esperemos que salga un lindo partido y sea un buen espectáculo. Lo más importante es estar bien al final de la temporada que es donde estuvimos más flacos el año pasado. 

¿Puede haber alguna sorpresa?

No sé si sorpresa, pero hay muchos traspasos, equipos que se van a reacomodar y me parece que Remeros puede ser un muy buen rival porque sumó jugadoras de buena calidad a lo que ya traía, por eso puede ser un rival que crezca. Hay que ver como viene Natasha (Dolinsky) en Hebraica y ver cómo se acopla. Qué pasa con Lagomar, para ver cómo se armó con Victoria (Pereyra), con Paula Reggiardo que tiene mucha experiencia. Hay que ver qué pasa con Bohemios, obviamente que Defensor es de los que va a estar ahí arriba y hay que ver el resto porque hubo mucho traspasos y ver qué extranjeras traen. Con el correr de los partidos se va a ir viendo quien puede ser un equipo posible.

¿Son los candidatos?

Malvín, desde hace años, cada vez que participa del torneo local es uno de los candidatos siempre. No perdimos jugadoras, nos reforzamos con algunas por temas casuales porque lo de Agus y Carito (Fernánde) es muy casual. Entonces volvemos a ser uno de los candidatos y el objetivo es ver de llegar a instancias de finales y ver si podemos alzar el título.