Lagomar debutó con triunfo en El Metro 2021, no sin sudar hasta el final ante un Danubio con bajas. Rodrigo Cardozo con robo vital en el cierre y colocando los libres cuando la pelota quemaba, terminaron de confirmar la victoria para el equipo de la costa. 

Tras el final del partido habló con Básquet Total.

El triunfo no fue fácil para Lagomar y Cardozo resaltó el juego del rival que los tuvo a maltraer: “No esperábamos este trámite, si bien sabíamos que iba a ser complicado, terminó siendo mucho más duro de lo que pensamos, Danubio fue un gran rival a pesar de sus bajas. Todos los partidos van a ser difíciles, hoy (ayer) tuvimos varios errores, pero es mucho mejor poder corregir ganando que perdiendo”.

En una noche fría donde el descansar era sinónimo de perder temperatura, demuestra lo duro que fue el juego para los equipos: “Es muy complicado con este frío, porque tenés que entrar desde el banco y rendir, pero sinceramente no sentís las manos. Por suerte nos adaptamos rápido, son situaciones que las vivimos los dos equipos. A pesar del frío y el gran rival sacamos adelante el juego y arrancamos el torneo ganando que es lo principal.”

Rodrigo también habló de la clave del juego y controlar a un jugador que conocen y mucho en Lagomar como Sebastián Álvarez: “Sabíamos que él iba a ser el protagonista de Danubio y más con las bajas de Mathías Nicoletti y el argentino. Intentamos tapar lo más posible desde el pick, pero Seba tiene varios recursos, nosotros lo conocemos mucho y sabemos lo que puede llegará hacer y aún así nos complicó bastante. Por suerte pudimos defenderlo bastante fuerte sobre el final y además se terminó yendo por quinta, lo que nos ayudó a cerrar mejor el partido”.

Luego de muchos meses sin jugar, Cardozo habló de cómo se sintió nuevamente en el rectángulo de juego: “Me sentí bien, físicamente pude responder, hicimos un gran trabajo con los profes en este tiempo. Quizás me faltó un poco de juego, pero también se planteó un partido desordenado. Eso a mí no me favorece mucho, soy un jugador más de rol y continuar las jugadas. Se dio así el juego, había que morder cada pelota, defender fuerte, correr, estar atento a los rebotes y sirvió para llevarnos el punto.”

En el cierre Cardozo le robó una pelota vital a Damián Mujica y provocó una falta antideportiva, que el jugador de Lagomar capitalizó desde la línea de libres: “La verdad que no eran libres fáciles, pero a su vez tenía la tranquilidad que si fallaba la pelota igual era de nosotros. Eso fue muy positivo, porque la cabeza cambia y vas más tranquilo a tirar. Hoy no se me dio un partido claro, pero confío en mí tiro y se lo que puedo dar”.

Consultado sobre cuáles son las aspiraciones de Lagomar en el torneo a pesar de ir en una tempranera primera jornada, Cardozo fue muy claro: “Es algo que la verdad casi ni lo hemos hablado entre nosotros. Personalmente creo que somos un equipo largo y competitivo, todos muy parejos y el que entre puede aportar desde su rol. Tenemos un equipo que puede pelear arriba, vamos a darle pelea a todos y sí se puede soñar con un ascenso mejor. Lo que sí está claro es que vamos a dejar todo para que el club termine lo más alto posible”.